Fajas post cesáreas: 5 cosas que debes tener en cuenta

La pregunta que las madres más se hacen ¿Qué tipo de faja es la más adecuada…? Te explicamos todos los detalles porque la recuperación abdominal de una parto por cesárea es posible, pero necesita cuidados especiales.

Cómo se recupera el útero tras una cesárea

En este caso, el nacimiento del bebé se produce mediante la apertura quirúrgica tanto del abdomen como de la pared uterina. El posparto no sólo es más molesto, sino que puede traer más complicaciones.

La involución uterina, es decir, la disminución de tamaño del útero a su posición más o menos normal, también se produce de manera más lenta, además, como se ha abierto de manera artificial, se precisa, que el propio útero ponga en marcha su mecanismo de contracción y que se vaya reduciendo lentamente.

En el posparto de cesárea no se emplean fármacos uterotónicos, la medicación que favorece la contracción del útero.

Faja posparto: después de la cuarentena

Si quieres ponerte faja en el posparto de una cesárea debes esperar una cuantas semanas. Puede emplearse tras cumplirse la cuarentena, los cuarenta primeros días del puerperio. Así permites que el útero haya adquirido su posición de una manera más fisiológica, por sus propios medios, aunque haya tardado más que en el caso de un parto vaginal.

Qué faja usar tras una cesárea

En cuanto al tipo de faja, en el caso de las mujeres con una cesárea no hay problema si desean emplear una faja entera, puesto que no existen puntos en el periné.

Y la herida quirúrgica de la cesárea, tras 40 días, por lo general, está bastante bien cicatrizada. Pero el empleo de la faja no es el único método que puede ayudarte para reducir esos centímetros del perímetro abdominal que te sobran tras tu parto.

Haz abdominales hipopresivos

La realización de ejercicio físico que refuerce la musculatura abdominal es una de las partes fundamentales de esta recuperación. Clásicamente todas las mujeres, se ponían a realizar abdominales en el gimnasio, sin saber que estos pueden empeorar un dato tan importante en la recuperación posparto como es el suelo pélvico: al aumentar la presión intra abdominal, pueden aumentarse los pequeños o grandes prolapsos acaecidos durante la gestación y el parto, e incrementar el riesgo de incontinencias urinarias de esfuerzo.

Te aconsejamos que realices abdominales hipopresivos, que no sólo mejoran la musculatura de la pared abdominal, sino también favorecen la recolocación de la espalda (ciertamente perdida durante la gestación) y mejora el suelo pélvico de manera notable. Lo ideal es que hagas los hipopresivos con monitores especializados (para aprender bien la técnica) o también durante clases de otras técnicas, como es el Pilates, que incluyen estos ejercicios en su entrenamiento.

Paciencia y mucho ánimo

Esperamos que todo lo que te hemos explicado pueda ayudarte en el día a día de tu recuperación tras el parto, que, aunque es uno de los momentos más felices de tu existencia, también es muy duro, porque físicamente no te encuentras como previo al embarazo y mentalmente te puede inundar el cansancio. No dejes que la fatiga llene tu corazón y ponte manos a la obra para que te sientas realmente como eres, una mujer bella, completa y feliz.

Caída del cabello después del embarazo: combátelo a lo natural!

La caída del cabello después del embarazo es un problema que la mayoría de las mujeres atraviesan después de dar a luz. Pero… ¿por qué sucede, existen formas naturales de solucionarlo?

Una de las principales causas de la caída del cabello se debe a los diferentes cambios hormonales que son propios del embarazo, así como también al incremento del nivel de estrógenos que circula en la sangre, lo que da lugar a lo que se conoce como “patrón” en la fase de la pérdida del cabello.

Muchas mujeres en el embarazo notan que les crece el cabello, esto se debe al aumento del estrógeno el cual provoca que se detenga la caída del cabello, pero después del embarazo el estrógeno regresa a su normalidad y a la misma vez disminuye ocasionando un exceso de caída del cabello.

Para tratar la caída del cabello después del parto puedes usar algunos remedios que contienen ingredientes naturales que hacen que se active nuevamente el crecimiento del cabello y crezca más fuerte y con más brillo.

Remedios Caseros Para Tratar La Caída Del Cabello Después Del Embarazo.

Los remedios caseros que encontrarás a continuación son excelentes para

Remedio 1:  Extrae el jugo de 6 zanahorias y agrégalos en una taza de leche de coco, coloca la mezcla en tu pelo por 15 minutos y luego retírala con agua tibia.

Remedio 2: Realiza una mezcla de 10 gotas de aceite de almendras con el gel de una hoja de sábila; masajea suavemente tu cuero cabelludo el tiempo que quieras y después lávate con agua.

Las frutas y verduras son una excelente opción para que las incluyas en tu dieta y así puedas combatir la caída del cabello después del embarazo. Estas son de gran beneficio ya que contienen altos niveles de flavonoides y antioxidantes que logran estimular el crecimiento del cabello.

Las frutas y verduras que contienen antioxidantes como los kiwis, arándanos, y espinacas no deberían faltar en tus hábitos alimenticios.

Los suplementos como las vitaminas C, E, complejo B y zinc son otra magnifica manera de disminuir la caída del cabello.

¿Cómo Prevenir La Caída Del Cabello Después Del Embarazo?

Algo que tienes que saber, es que, la caída del cabello post-parto puede ser algo temporal, al menos que la caída del pelo sea por otros factores ocultos como: estrés físico, cirugías, infecciones, hormonales, enfermedades, efectos secundarios de medicamentos, entre otro.

Normalmente la caída del pelo después del embarazo se debe simplemente a cambios hormonales, y, aunque un gran porcentaje de mujeres sufre de esta condición, se pueden tomar algunas recomendaciones para evitar que el cabello se caiga en grandes proporciones. Por ejemplo:

Mantén tu cabello con peinados simples y cómodos: Esto evitará que el pelo se enrede y tengas que jalonear demasiado el cabello cuando te quites ligas o accesorios. Lo ideal es que mantengas lo más suelto que puedas y usar prensadores sencillos.

Disminuye el uso de tintes y peinados exóticos: En general, cuando sometes tu cabello a largas sesiones de químicos, secadoras y planchas, el pelo se debilita. Así que mantén este tipo de procedimientos al mínimo. Si usas la secadora de pelo todos los días, intenta usarla nada más una o dos veces por semana.

Consume alimentos que contengan vitamina E: Alimentos como las almendras, acelgas, espinacas, col rizada, avellanas, aguacate, perejil y papaya, no deben faltar en tu dieta. La vitamina E es importante para el cuidado del cabello, ya que propicia el crecimiento, lo hidrata, ayuda a reparar las puntas dañadas y mejora su apariencia.

¿Cuánto Dura La Caída Del Cabello Después Del Embarazo?

Debes tener muy en cuenta que, el cabello, al cumplir su ciclo de crecimiento este regresa a su normalidad, pero antes debe caerse todo el cabello excesivo que se acumula en el periodo de gestación, por este motivo es muy común que las mujeres sufran caída del cabello después del embarazo, especialmente en de los primeros 3-5 meses después del parto. Después, la caída de este debe disminuir considerablemente.

¿Cuando volveré a menstrual después de dar a luz?

La reaparición de la regla después del parto dependerá de cada mujer y de algunos factores: como por ejemplo la lactancia. Después del parto estaba muy preocupada porque mi menstruación no bajaba.

Empezaron a llegar preguntas a mi cabeza como:

¿Influye la lactancia con el periodo menstrual?
¿Cuánto tiempo es normal que no baje la regla después del parto?

Esas y muchísimas preguntas más llegaban a mi cabeza. Al igual que yo, muchas de ustedes deben estar preocupadas y con una gran cantidad de dudas rondando en su cabeza.

Mi recomendación es hacer una cita con tu médico para que él pueda valorar el caso de cada una en particular. Cada mujer es diferente y es muy difícil saber con exactitud la fecha precisa de la menstruación después del parto.

No confundas la menstruación con los loquios

Después del nacimiento viene lo que le llaman la cuarentena, en ese periodo la mujer puede experimentar distintas pérdidas o loquios. Los loquios son sangrados que se producen a causa de la herida que deja la placenta y que suelen durar varias semanas después del nacimiento.

Al principio presentan un color rojo fuerte y puede venir acompañado de algunos coágulos, este color va variando según van avanzando los días hasta que finalmente desaparece.
Mujeres que dan el pecho

Después del nacimiento de tu pequeño sale la placenta del útero y la reproducción de la hormona prolactina, que es la responsable de la producción de leche, se dispara. Aumenta en concentración y esto hace que empiece a producirse leche materna (por eso es un mito cuando dicen que las mujeres que han tenido a su bebé a través de una cesárea tardarán más en producir leche), ya que lo que inicia la producción de leche no es la forma de nacer de un bebé, sino el momento en el que ya no hay placenta.

Cuando una mujer da pecho de forma exclusiva hace que la prolactina se mantenga elevada y las otras hormonas disminuidas y está es la consecuencia de que muchas mujeres no tengan la menstruación durante los primeros 6 meses después del nacimiento.

Después que el bebé cumple sus 6 meses usted comenzará con la alimentación complementaria (incluir otros alimentos a la dieta del bebé), ahora la lactancia no será tan frecuente como antes lo que provocará que los niveles de prolactina disminuyan y los de estrógenos y progesterona aumenten, lo que significa que su menstruación puede volver en cualquier momento.

Si no doy pecho

Si usted no da pecho, la regla volverá mucho antes; ya que la prolactina no se mantiene elevada y los estrógenos y la progesterona vuelven pronto a sus concentraciones habituales, usted podrá ver su regla entre 8 y 10 después del parto.

Otros factores que podrían influir

La cantidad de sangre que usted haya perdido durante el parto también podrían influir (si usted perdió mucha sangre es posible que su regla se retrase un poco más). También puede influir, si se trata de su primer parto vaginal (en las primerizas dura más).

Consejos que te ayudarán a recuperarte mucho más fácil después de una cesárea

Si a usted le ha realizado una cesárea necesitará ayuda para cuidarse y para cuidar a su recién nacido. Hable con sus padres o algunos familiares o amigos de confianza para ver quien puede ayudarla.

¿Lo que debes saber?
Usted puede tener sangrado vaginal hasta por 6 semanas. El sangrado poco a poco se volverá menos rojo, luego rosa y posteriormente va a tener un color amarillento o blanco. Después del parto el sangrado y el flujo se llaman “loquios”.

Al principio su herida o incisión estará ligeramente elevada y más rosada que el resto de la piel. Es muy probable que aparezca algo hinchada.

Al principio su médico le dará analgésicos para aliviar el dolor (quizás por dos semanas).

El dolor debe disminuir después de 3 o 4 días, pero la incisión seguirá estando sensible hasta por 3 semanas o más.

Con el tiempo su cicatriz se tornará de color blanco o del color de su piel.
Con el tiempo la cicatriz se volverá más delgada y más plana.

Usted necesitará una cita de control con su médico en 4-6 semanas.

Cuidado de la incisión
Mantenga la zona de la herida limpia, lavándola con jabón suave y agua. No es necesario que lo frote. A veces, simplemente dejar que el agua corra sobre la herida en la ducha es más que suficiente. (No deje caer el agua de la ducha directamente en la herida).

No se sumerja en la bañera, en jacuzzi, piscina ni vaya a nadar hasta que su médico lo autorice.

Si se utilizaron cintas quirúrgicas (steri-strips) para cerrar la incisión:
No intente retirar con agua las cintas steri-strips ni la goma. Usted puede bañarse y secarse la incisión dando toquecitos suaves con una toalla limpia.
Las cintas steri-strips deben caerse en aproximadamente una semana. Si todavía están allí después de 10 días, puedes retirarlas, a menos que tu médico te diga que no lo haga.

Para una recuperación más fácil
Caminar en la casa le ayudará a sanar más rápido y puede ayudar a prevenir la formación de coágulos sanguíneos. Usted debe ser capaz de realizar la mayor parte de sus actividades regulares en 6-8 semanas.

Antes de ese tiempo:
No levante nada que pesé más que su bebé durante las primeras 6-8 semanas.
Puede realizar caminatas cortas. Los quehaceres ligeros de la casa son aceptables. Aumente lentamente su cantidad de actividad.
No haga limpieza pesada en la casa.
No haga abdominales.
No haga actividades que la ponga a respirar con esfuerzo o tensione sus músculos.

Cuidados personales
Trate de comer porciones de comidas más pequeñas de lo normal y tome refrigerios saludables, entre ellas: frutas, verduras y tomar 8 vasos de agua al día para evitar el estreñimiento.

Puede comenzar a tener relaciones sexuales en cualquier momento después de 6 semanas. Sin embargo, no olvide hablar con su médico acerca de una planificación anticonceptiva para después del embarazo.

Usted debe llamar a su médico si:

  • Nota que la herida parece abrirse.
  • Tiene fiebre.
  • Tiene un aumento de dolor en el abdomen.
  • Tiene las mamas caliente, enrojecidas y sensibles (esto puede ser signo de una infección).
  • Enrojecimiento, calor, hinchazón o secreción de la zona de la herida.