5 cosas que debemos dejar de hacer en el embarazo: por el bien del bebé

La felicidad del embarazo ha llegado! Un nuevo miembro de la familia ya viene en camino para llenar el hogar de pura felicidad. Hoy queremos mencionar algunas cosas las cuales debes evitar durante la gestación para que el embarazo se desarrolle sin complicaciones.Como ya sabes, ahora no sólo eres tú! Ahora alguien más que depende de ti, por lo que debemos cambiar algunos hábitos o costumbres para evitar poner en riesgo la salud de tu pequeño en gestación.

Evita los alimentos crudos
Debes evitar comer alimentos crudos como huevos crudo, queso sin pasteurizar, pescado y jugos de frutas sin pasteurizar. Pero en especialmente las carnes. Aparte de que la carne a medio cocer puede estar contaminada con bacterias, hay una amenaza peor: el toxoplasma. Mucho más que los gatos, la carne cruda es la principal fuente de toxoplasmosis entre las embarazadas.

No al alcohol
Los expertos aconsejan evitar cualquier consumo de alcohol (vino, cerveza, whisky o cualquier otro) durante el embarazo por más mínimo que sea. Ya que muchos estudios han comprobado que esta sustancia tóxica daña el sano desarrollo cerebral del feto. Si tienes deseo de tomarte una cerveza, compra una 100% libre de alcohol, en muchos países venden. Pero asegúrate que en la etiqueta diga 0% alcohol.

Debes bajar el consumo de cafeína
Trata de disminuir el consumo de cafeína. La cafeína está presente en los refrescos negros como la coca cola y la Pepsi, en el café y té negro. Los estudios demuestran que consumir más de 150 mg de cafeína al día (una taza) incrementa el riesgo de aborto y favorece a las contracciones.

Cuidado con los excrementos del gato!
Si tienes un gato en la casa, pídele a otra persona que limpie la caja de arena por ti. Al hacerlo corres el riesgo de adquirir una infección llamada toxoplasmosis. Ahora bien, si no tienes quien te ayude a limpiar los desechos del gato, hazlo con mucho cuidado siempre usando guantes y lavando tus manos inmediatamente al finalizar. Mucho cuidado con pasar tus manos por los ojos, boca o nariz antes de lavar tus manos.

Evita los saunas o jacuzzi calientes
Debes evitar los saunas y los jacuzzis calientes. Aunque relajan, estos hábitos provocan problemas en el desarrollo del bebé. Así que evita el agua demasiado caliente y exponerte al sol por períodos largos de tiempo.
Fuente: http://vidaprenatalcenter.com

Esta es la razón por la cual las mujeres embarazadas no deben dormir boca arriba según los expertos

Siempre se ha dicho que la mejor forma para dormir de una mujer en embarazo es recostada del lado izquierdo, con lo que tendrás mayor comodidad y protegerá el bienestar del bebé. Esta posición facilita que la sangre circule y se evitan complicaciones como los edemas propios de la gestación e, incluso, se dice que ayuda a prevenir la aparición de las venas varice.

Pero, ¿por qué se sugiere dormir del lado izquierdo? Lo que sucede es que en el lado derecho está la vena cava, la mayor en el cuerpo humano, y si duermes de este costado se corre el riesgo de presionarla y trancar el paso normal del oxígeno al bebé.
​Al respecto, la Universidad de Auckland en Nueva Zelanda realizó una investigación que arrojó varios hallazgos frente al tema, encontrando algo muy importante relacionado con la vida del feto. Se descubrió que las mujeres que duermen de espaldas o boca arriba en los últimos tres meses de embarazo, tienen mas dificultad para respirar y poder conciliar el sueño.

El estudio, también encontró que ir a dormir acostado boca arriba se ha asociado con un aumento de 3,7 veces en el riesgo general de sufrir un retraso mortinato, después de las 28 semanas de embarazo, independientemente de otros factores de riesgo comunes que pueden desembocar en muerte fetal.

El solo dormir del lado izquierdo tiene el potencial de reducir la mortinatalidad tardía en aproximadamente un 9 por ciento

Esta investigación confirma los hallazgos de un estudio anterior, también de la Universidad de Auckland, el primer estudio internacional que identificó la posición del sueño materno al final del embarazo, como factor de riesgo para el feto, ya que le llega menos oxígenos y recibe menos nutrientes de lo que necesita.

Sin embargo, cabe decir que la sugerencia en la posición para dormir, cubre también los primeros tres meses del embarazo, por lo que el llamado es a que también, en este primer trimestre, se trate de dormir de medio lado, hacia el costado izquierdo como medida preventiva.

Entre los beneficios de dormir de lado se cuentan el poder conseguir una buena respiración y mantener buenos hábitos de sueño.

“Ahora que hemos confirmado nuestros hallazgos anteriores, se debe considerar la educación de salud pública que aliente a las mujeres a dormirse del lado izquierdo en los últimos tres meses de embarazo”. Esta simple intervención tiene el potencial de reducir la mortinatalidad tardía en “aproximadamente un 9 por ciento”, dice la profesora McCowan.

“Nuestros hallazgos tienen sentido ya que acostarse boca arriba al final del embarazo se asocia con efectos físicos que pueden comprometer el bienestar del bebé. Estos incluyen una reducción en el gasto cardíaco de la madre (la cantidad de sangre bombeada por el corazón por minuto), un flujo sanguíneo reducido al útero y niveles más bajos de oxígeno en el bebé”.

Dormir boca arriba también está relacionado con la respiración perturbada por el sueño (ronquidos) y la apnea obstructiva del sueño, que se han asociado con complicaciones del embarazo.

McCowan dice que si bien algunas parteras, obstetras y educadoras en el parto ya están aconsejando a las mujeres embarazadas que no duerman boca arriba, una campaña más formal sería útil para que todas las mujeres embarazadas y las madres reciban consejos consistentes.

El llamado de entidades y gobiernos debe ser a que las mujeres embarazadas dejen de dormir boca arriba, ya que esto no permite que llegue la cantidad de oxigeno y nutrientes que necesita el bebé.

Carta a una futura mamá

Para ti, mi amiga del alma que pronto serás mamá y conocerás el mundo de una forma totalmente distinta. Nunca más serás la de antes. Conocerás una nueva versión de ti, que pondrá por delante de cualquier cosa las necesidades de otra personita (tu bebe), antes que las tuyas o las de nadie. Porque así somos las mamás en el amor de madre no existe el egoísmo. Somos y damos todo por nuestros hijos.

Vive tu propia historia. No escuches todo lo que te dicen, a la gente le encanta dar consejos, opinar y hacer comentarios que nadie les pidió. Tu haz las cosas como tu las sientas, confía en tu instinto porque solo una mamá sabe que es lo mejor para su bebé. Muchas veces los nervios y la incertidumbre hace que no nos escuchemos y dudemos de nosotras mismas. Escúchate y confía en ti, no tengas miedo.

No pienses demasiado, siente. Deja la razón y la cabeza de lado. Fluye y déjate llevar por lo que sientes. A veces la cabeza es el peor enemigo, nos estresa, no nos deja descansar (porque no paramos de preguntarnos si lo estamos haciendo bien) y nos hace cuestionarnos todo. ¿Estaré produciendo suficiente leche?, ¿Tendrá frio? ¿Tendrá hambre?

Pide ayuda. No quieras hacerlo todo sola, pide ayuda cuando la necesites. Es agotador y es importante contar con una red de apoyo, que esté allí sobre todo para cuidarte a ti porque tu vas a cuidar a tu bebé, pero también necesitarás que te apoyen y apapachen para que tengas energía para dar lo mejor de ti a tu bebé.

Cárgalo todo lo quieras y aprovecha esas siestas en posición ranita que hará encima tuyo. Crecen rapidísimo y además acuérdate que estuvo dentro tuyo 9 meses tu eres lo que mejor conoce y la persona que le dará la protección y seguridad que necesita. Aprovecha todos los momentos, no se va a “malacostumbrar a brazos”.

Los bebes lloran es su forma de comunicarse, no te pases de vueltas creyendo que sufre. Solo te está comunicando que algo le pasa y que necesita de ti. Seguramente llora por una de estas cosas: tiene hambre, tiene gases, tiene pañal sucio, tiene sueño o simplemente quiere que lo engrías y le des amor. Vas descartando hasta que se calme.

Si tu estas relajada lo lograrás entender y calmar. Alguna vez escuché: de padres estresados hijos llorones

Ya iras descubriendo y aprendiendo cosas nuevas todos los días. Los hijos son grandes maestros de la vida. Vive tu propia historia, las experiencias de otros pueden ayudar pero vive las tuyas que además de ser propias serán únicas.

Como siempre te digo estoy muy orgullosa de ti y no tengo duda que serás una excelente mamá. Dedicada, amorosa y cariñosa. Confía en tu instinto, confía en ti y no busques la perfección solo la paz y felicidad.

Lo nuevo siempre da miedo, a nadie le gusta la incertidumbre y no tener las cosas bajo control (sobretodo a ti jaja control freak). Pero ya crearán juntos su dinámica que de todas maneras será caótica pero increíble! Ser mamá será lejos de lo mejor que te paso en la vida ya verás

Te quiero mucho futura mamá! No olvides compartir con una amiga embarazada.

Video que muestra un nacimiento por cesárea humanizada

Un video que muestra el nacimiento de un bebé por medio de una “Cesárea humanizada” en facebook, donde cuenta con más de 2.3000.000 de visitas, desde que fue publicado el martes en un artículo de el diario británico Daily mail.

En la descripción del video Shopie Messager cuenta que una de sus amigas tuvo que cambiar de hospital porque no quisieron ayudarle a cumplir sus deseos a la hora del parto.

Pero para suerte de la mujer se encontró al doctor Andy Simm, en el hospital de la ciudad de Nottingham (Inglaterra), quien no solamente tuvo compatibilidad con su deseo de tener una “cesárea natural” , sino que grabó el parto para educar a otros profesionales de salud.

Un parto por “Cesárea humanizada” es una nueva técnica que se practica en algunos hospitales del Reino Unido, que tiene como fin acercarse más al parto natural.

El procedimiento es similar a una cesárea normal, pero los medicos no halan al bebé sino que este sale solo a su debido tiempo.

El video muestra al recién nacido retorciéndose progresivamente para poder salir por si solo a través de una incisión hecha durante la cesárea.

Nota: Este video del nacimiento de un bebé a través de una “cesárea humanizada” puede sensibilizarte.

¿Qué siente el bebé cuando tenemos relaciones?

Una de las dudas más frecuentes de las embarazadas es si pueden tener relaciones durante el embarazo, y si esto podría afectar al bebé.

La respuesta es ¡SI! a menos que usted tenga amenaza de aborto u otra complicación del embarazo y su médico le haya indicado lo contrario, si su embarazo marcha bien, usted puede tener relaciones íntima con total normalidad.

Otra de las preguntas que más hacen las embarazadas es ¿Qué siente el bebé en mi vientre cuando tengo relaciones?

No te preocupes tanto por eso, tu bebé no necesariamente sentirá que estas teniendo relaciones, bueno, es un pequeño inocente que ni siquiera sabe lo que es eso.

No tengas miedo de que lo vas a lastimar, el líquido amniótico que lo rodea se encarga de protegerlo y es como un amortiguador que no permite que los movimientos bruscos lastimen al pequeño (es como una especie de escudo o armadura para él). Así que probablemente tu pequeño no sienta nada durante la actividad.

Como dijimos más arriba el bebé esta protegido, y los movimientos o actividades físicas no lo perjudicarán. De hecho en el 95% de los casos se recomienda que la embarazada realice deporte durante la gestación, a menos que se trate de un embarazo de alto riesgo y su médico haya indicado reposo absoluto.

Tu bebé si sentirá un poco de presión al momento que llegues al orgasmo, el útero se contrae, por lo tanto el bebé siente un poco de presión. Pero esto no es nada malo, ni perjudica al bebé. Tu pequeño no sentirá dolor por esta presión y no existe riesgo de que esta provoque el trabajo de parto.

En resumen tener relaciones durante el embarazo es completamente seguro y no hay nada de que preocuparse.

Nota: si su embarazo es de alto riesgo o presenta amenaza de aborto no tenga relaciones si el médico lo ha indicado.
Este artículo fue realizado gracias a http://vidaprenatalcenter.com sigue explorando el sitio para ver más temas de tu interés.

Cinco cosas que no debes hacer en el embarazo

La felicidad del embarazo ha llegado! Un nuevo miembro de la familia ya viene en camino para llenar el hogar de pura felicidad. Hoy queremos mencionar algunas cosas las cuales debes evitar durante la gestación para que el embarazo se desarrolle sin complicaciones.

Como ya sabes, ahora no sólo eres tú! Ahora alguien más que depende de ti, por lo que debemos cambiar algunos hábitos o costumbres para evitar poner en riesgo la salud de tu pequeño en gestación.

Evita los alimentos crudos
Debes evitar comer alimentos crudos como huevos crudo, queso sin pasteurizar, pescado y jugos de frutas sin pasteurizar. Pero en especialmente las carnes. Aparte de que la carne a medio cocer puede estar contaminada con bacterias, hay una amenaza peor: el toxoplasma. Mucho más que los gatos, la carne cruda es la principal fuente de toxoplasmosis entre las embarazadas.

No al alcohol
Los expertos aconsejan evitar cualquier consumo de alcohol (vino, cerveza, whisky o cualquier otro) durante el embarazo por más mínimo que sea. Ya que muchos estudios han comprobado que esta sustancia tóxica daña el sano desarrollo cerebral del feto. Si tienes deseo de tomarte una cerveza, compra una 100% libre de alcohol, en muchos países venden. Pero asegúrate que en la etiqueta diga 0% alcohol.

Debes bajar el consumo de cafeína

Trata de disminuir el consumo de cafeína. La cafeína está presente en los refrescos negros como la coca cola y la Pepsi, en el café y té negro. Los estudios demuestran que consumir más de 150 mg de cafeína al día (una taza) incrementa el riesgo de aborto y favorece a las contracciones.

Cuidado con los excrementos del gato!
Si tienes un gato en la casa, pídele a otra persona que limpie la caja de arena por ti. Al hacerlo corres el riesgo de adquirir una infección llamada toxoplasmosis.

Ahora bien, si no tienes quien te ayude a limpiar los desechos del gato, hazlo con mucho cuidado siempre usando guantes y lavando tus manos inmediatamente al finalizar. Mucho cuidado con pasar tus manos por los ojos, boca o nariz antes de lavar tus manos.

Evita los saunas o jacuzzi calientes
Debes evitar los saunas y los jacuzzis calientes. Aunque relajan, estos hábitos provocan problemas en el desarrollo del bebé. Así que evita el agua demasiado caliente y exponerte al sol por períodos largos de tiempo.

Este artículo fue realizado gracias a http://vidaprenatalcenter.com sigue explorando el sitio para ver más temas de tu interés.

Estas son las cosas que los bebés más disfrutan en la pancita de mamá!

El embarazo es una etapa hermosa para cualquier mujer, aunque a veces para otras no lo es tanto, por la náuseas, vómitos, dolores de espaldas y otros síntomas.

Desde el primer momento que salimos embarazada, en nuestro cuerpo ocurren grandes cambios, ahora no sólo eres tú, ahora hay un pequeñito dentro de ti que depende de ti; todo lo que tu haces, comes, sientes etc, tu bebé lo percibe. Si estás alegre o triste, ellos también lo perciben.

Cómo dice nuestro titulo hoy te vamos a dejar algunas cosas que tu bebé disfruta que tu hagas durante el embarazo.

Las cosas dulces
A partir de las 16 semanas de embarazo, tu bebé ya puede distinguir entre los sabores del líquido amniótico. Así que cuando comes alimentos dulces, como las frutas, helado, chocolate, tu bebé se mueve más y lo disfruta. Pero mucho ojo con las cosas dulces que comes. Sólo elige alimentos dulces saludables.

Un antojo de un helado, o un chocolate
¡Si! puedes disfrutarlo, pero no de manera seguida.
Recuerda que una alimentación equilibrada durante el embarazo es crucial para la buena evolución del embarazo. El consumo excesivo de cosas dulces conlleva un aumento de peso y causan cambios bruscos en los niveles de glucosa y de insulina en la sangre.

Le gusta que le hables
¿Puede escucharme mi bebé? Si, tu bebé puede oírte. Si pones en tu abdomen una cinta grabada con tu voz, la frecuencia cardíaca de tu bebé aumenta, pero si la grabación es de otra mujer, disminuye. A las 20 semanas de gestación tu bebé ya puede escucharte, y puede escuchar otros ruidos que provienen del exterior. Habla con tu bebé, a él le gusta que lo hagas, se siente muy a gusto.

Puedes hablarle desde antes de las 20 semanas, no importa que antes de ese tiempo no te escucha, pero tu sabes que él está ahí. Dile que lo amas, que lo estás esperando con mucha ansias y que quizás no serás una madre perfecta, pero amor y cuidados no le faltarán.

Hablar con tu bebé no solamente lo tranquiliza cuando está inquieto, sino que también es una forma de protegerlo, amarlo y hacerlo feliz.

Estar relajada
Aunque la perspectiva de ser mamá te llena de emoción y alegría, muchas veces nos llenamos de estrés y preocupación durante el embarazo. Así que ya sea escuchando una música suave, caminando, haciendo yoga, meditando o simplemente descansando, lo importante es que trates de estar tranquila y que tu bebé sienta tu tranquilidad, eso también le encanta y lo tranquiliza. (Recuerda que tu bebé lo siente todo).

Que acaricies la panza
A tu bebé le gusta que toques tu pancita, que la acaricies mientras le hablas, según las investigaciones los bebés responden más de lo esperado a los estímulos dentro del útero, lo que demuestra que antes de nacer, pueden escucharnos y reaccionar al tacto dentro del vientre. Así que ¡Embarazadas, a acariciar sus pancitas!

La música
Cómo dijimos más arriba, tu bebé es capaz de percibir y reconocer sonidos y voces en tu pancita. A tu bebé le gusta que le pongas música, tu bebé reacciona a la música desde el vientre.

Escuchar música durante el embarazo tiene sus beneficios, la música puede estimular la frecuencia cardíaca del bebé, a través del oído, la música actúa sobre tu bebé, poniendo en marcha resonancias vibratorias que activan millones de células, favoreciendo el desarrollo de su cerebro. Los bebés prefieren la música suave.

Qué es la preeclampsia y porque se considera tan peligrosa en el embarazo

La preeclampsia es una enfermedad grave que está relacionada con la hipertensión arterial. Es algo que puede pasarle a cualquier mujer embarazada durante la segunda  mitad de su embarazo o hasta 6 semanas después del parto.

La preeclampsia es un trastorno del embarazo que causa presión alta, proteínas en la orina y aumento excesivo de peso. La preeclampsia se desarrolla a partir de las 20 semanas de embarazo. Generalmente se observan en el último trimestre de embarazo.

La preeclampsia puede aparecer durante el parto o incluso después de dar a luz.

La preeclampsia puede progresar a un problema más grave, como:

Eclampsia: Es preeclampsia grave, cuando se presentan convulsiones o coma.

Las convulsiones pueden ocurrir durante el embarazo, durante el parto o después del parto. Antes de las convulsions, una mujer puede tener otros síntomas como dolor de cabeza.

Síndrome de hellp: Esto también es preeclampsia grave, que da como resultado coagulación de la sangre, problemas en el hígado, aumento de la presión sanguínea y aumento de proteínas en la orina. Esto puede ser fatal tanto para la madre como para su bebé (causando la muerte de uno o ambos si no es tratada con tiempo).

Signos y síntomas de preeclampsia que todas las embarazadas deben conocer

Hipertensión: La definición de la presión arterial alta es un valor de 140/90 o mayor, medida en dos ocasiones diferentes con 6 horas de diferencia. La presión arterial alta es uno de los principales síntomas que nos indica que la preeclampsia podría estar desarrollándose.

Proteinuria (proteínas en la orina): La proteinuria es otro signo de la preeclampsia que ocurre cuando proteínas salen de la sangre y se vierten en la orina. Normalmente, las proteínas están confinadas a la sangre debido a la acción filtrante de los riñones, sin embargo, la preeclampsia daña este “filtro” de forma transitoria.

Una sencilla prueba de orina con tiras reactivas en cada cita prenatal puede detectar la presencia de proteína en la orina.

Dolor abdominal: Este tipo de dolor abdominal suele presentarse debajo de las costillas en el lado derecho y se conoce también como dolor epigástrico o dolor del cuadrante superior derecho. Se puede confundir con acidez, problemas de la vesícula, indigestión o dolor causado por el movimiento y las pataditas del bebé.

Dolor de cabeza: Los dolores de cabezas severos o punzantes que no mejoran pueden ser causa de preocupación (a veces se caracterizan como dolores de migrañas).

Si usted ya tomó un medicamento para el dolor de cabeza y no desaparece, o si el dolor us muy fuerte y tiene sensibilidad a la luz, debe llamar de inmediato a su médico.

Hinchazón: La hinchazón durante el embarazo se considera normal hasta cierto punto. Por ejemplo, es muy común que a las embarazadas se les hinchen los pies, incluso que le resulte difícil usar sus zapatos habituales. El edema es la acumulación de líquidos en exceso y usted tiene que poner mucha atención cuando la hinchazón se presenta en la cara, alrededor de los ojos o en las manos.

Cambios en la visión: Los cambios en la visión representan uno de los síntomas más serios de la preeclampsia y casi siempre amerita una consulta inmediata con un médico.

Los cambios en la visión pueden asociarse con irritación del sistema nervioso central o indicar edema cerebral (hinchazón del cerebro). Estas alteraciones visuales incluyen la perdida transitoria de la visión, la sensación de destellos intermitentes, sensibilidad a la luz y visión borrosa con puntos ciegos.

Aumento excesivo de peso: Un aumento de peso de dos libras o más en una semana puede indicar preeclampsia. Este aumento de peso repentino puede ser ocasionado debido a vasos sanguíneos dañados que provocan que vierta agua en el cuerpo y que ésta permanezca en los tejidos en lugar de ser filtrada por los riñones para ser excretada.

Náuseas y/o vómitos: Las náuseas y los vómitos se consideran síntomas significativos particularmente cuando aparecen repentinamente durante la segunda mitad del embarazo. Las náuseas matutinas provocadas por el embarazo generalmente dejan de presentarse después del primer trimestre.

La aparición repentina de náuseas y/o vómitos a partir de las 20 semanas de embarazo pueden ser síntomas asociados a la preeclampsia.

La preeclampsia es una enfermedad grave y representa un gran peligro porque muchos de sus síntomas no son evidentes, mientras que muchos síntomas parecen ser los efectos normales del embarazo.

Muchas de las embarazadas que sufren de preeclampsia no se sienten enfermas y a veces reaccionan con sorpresa o frustración cuando le mandan a guardar reposo absoluto o cuando son hospitalizadas aun cuando se sienten bien.

La presión arterial alta es un signo importante de la preeclampsia. A veces se denomina la enfermedad como un “asesino silencioso” ya que la mayoría de las personas no pueden sentir el aumento de la presión arterial. Es por eso que es tan importante conocer los síntomas de advertencias.

¿Cómo se diagnostica la preeclampsia?
Tu médico revisará tu presión arterial y te hará un análisis de orina. Si tienes hipertensión (presión arterial alta) y proteína en la orina te diagnosticarán preeclampsia. Incluso si no presentas proteína en la orina pero tienes hipertensión, el doctor podría pedirte que te realices otras pruebas.

¿Cómo puede la preeclampsia afectar a mi bebé?
La preeclampsia puede provocar partos prematuros e incluso la muerte. Cuanto más intensa sea la preeclampsia y cuanto más temprano se manifieste en el embarazo, mayores serán los riesgos para ti y para el bebé.

La mayoría de las mujeres que tienen preeclampsia presentan un caso leve poco antes de la fecha prevista para el parto, y tanto la madre como el bebé evolucionan bien con el cuidado médico adecuado.

Sin embargo, cuando la preeclampsia es fuerte, puede afectar muchos órganos y causar problemas graves o incluso potencialmente mortales. Por eso muchas veces hay que hacer que el bebé nazca prematuro si el estado es grave o empieza a empeorar.

¿Cómo puedo prevenir la preeclampsia?
No se sabe como se puede evitar la preeclampsia, aunque existen muchas investigaciones en curso. Lo que usted debe hacer es asistir a todas sus citas prenatales para estar siempre al tanto de su salud y la de su bebé y poder actuar con tiempo en caso de algunos de los síntomas presentes.

Este artículo fue realizado gracias a http://vidaprenatalcenter.com sigue explorando el sitio para ver más temas de tu interés.

De esta manera tu trabajo de parto puede ser mucho más fácil

Uno de los mayores temores de una embarazada es pensar en el momento del parto, cómo será el proceso, cómo se sentirán las contracciones, cuánto durará en trabajo de parto, cómo se sentirán, cuánto dolor serán capaz de soportar y si deberá recibir anestesia.

Es normal que una madre piense todo esto durante su embarazo y se ponga un poco nerviosa cuando se acerca el gran día. Sin embargo, se ha demostrado que remover el factor de miedo puede ser muy positivo para hacer el proceso de parto más llevadero.

Debemos tener en cuenta que no es posible eliminar por completo las molestias y los dolores cuando se entra en trabajo de parto, pero si confías en ti y tratas de pensar menos en el dolor podrás manejar todo el proceso mucho mejor.

1- Técnicas de respiración
Aprender técnicas de respiración y cómo controlarla le ayudarán a concentrarse y sobrellevar más fácil las contracciones de parto. La respiración lenta entre las contracciones intensas ayudan a descansar y a relajarse. Respirar de la forma correcta hará que usted aumente la cantidad de oxígeno que llega a los músculos y a su bebé.

2- Controla tus miedos
Es normal que usted sienta miedo y ansiedad, especialmente si es tu primer embarazo. Pero trata de relajarte y controlar el miedo, porque se ha demostrado que la preocupación excesiva puede provocar que el parto se alargue más de lo normal. Cada mujer vive experiencias diferentes durante el embarazo y el trabajo de parto, quizás te hayan contado muchas cosas que te asustan, pero eso no quiere decir que sucederá lo mismo contigo.

3- Que una persona te acompañe
Tener el apoyo de una persona de confianza como tu pareja o tu madre puede ser de muchísima ayuda para sobrellevar de manera más cómoda todo el proceso de parto. Contar con ese apoyo la ayudará a sentirse más confiada y segura de sí misma.

4- Masaje
El masaje libera endorfinas, sustancias químicas para sentirse bien. Si te apetece un masaje, pídeselo a tu pareja o persona que te acompañe. Puede recorrer la espalda con los dedos desde los hombros hasta las caderas o puedes presionar el cóccix con la palma de la mano o con una pelota de tenis en cada contracción.

5- Toma una ducha

El agua tibia relaja los músculos tensos, cansados y alivia el malestar que producen las contracciones. Darte una ducha o un baño al inicio del parto puede ayudarte.

 

Estas son las razones por la que nunca debes discutir ni pelear con una embarazada

El embarazo, es sin duda es uno de los procesos más bellos que puede vivir una mujer, pero también resulta ser una etapa en donde deben tenerse cuidados estrictos, debido a que los problemas cotidianos así como factores como el estrés, podrían producir desequilibrios hormonales capaces de influir de manera negativa en el desarrollo del bebé en formación.

En esta oportunidad te presentaré una pequeña lista con las consecuencias que pueden generarse en la salud de los bebés, en caso de que una mujer que se encuentre en estado de embarazo experimente peleas, conflictos y estrés de manera constante.

1- El bebé se desarrollará de manera más lenta
Dejarse llevar por el estrés causado bien sea por el trabajo, la situación económica, aquellos problemas cotidianos o de pareja, generará un cuadro depresivo y esto puede llegar a afectar de una manera bastante importante al desarrollo del bebé, haciendo inclusive que esta formación se produzca de una manera mucho más lenta de lo habitual.

2- El bebé presenta bajo peso al nacer
Esto se puede generar debido a los distintos cambios hormonales que puede experimentar la madre como consecuencia de los conflictos, problemas o estrés al que se vea sometida durante el embarazo.

3- Puede afectar el desarrollo cerebral del bebé
Los problemas relacionados al desarrollo cerebral en los bebés también se asocian a los cambios hormonales presentados por sus progenitoras, sobre todo si durante el embarazo la madre llega a experimentar un cuadro bastante profundo de estrés.

4- El Parto puede producirse de manera prematura
Es bien sabido que las mujeres durante el embarazo se encuentran mucho más susceptibles de lo normal, pudiendo alterarse con facilidad, y en caso que esto suceda existe el riesgo de que su presión arterial aumente, llegando a existir el riesgo de presentar problemas en la placenta llegando hasta el punto de poderse inducir el parto, poniendo en riesgo la vida del bebé, ya que podría nacer muy prematuro.

5- Puede afectar en la conducta a largo plazo
Las emociones, así como el estado mental que experimente la madre durante el embarazo, sin duda pueden llegar a desencadenar también problemas en el comportamiento de sus hijos, llegando el niño a poder presentar con el tiempo problemas emocionales similares a los que vivió su progenitora durante el embarazo.

La mejor recomendación que puedo darte es que disfrutes tu embarazo la máximo estando tranquila, evitando cualquier tipo de problemas o situación de estrés, recuerda que en tus manos se encuentra la salud y el bienestar de ese pequeño que vendrá al mundo pronto. Sabemos que no es fácil y las hormonas no nos ayudan para nada, pero tampoco es imposible