Bebés descalzos: ¿Más felices e inteligentes?

Tu hijito se quitó los zapatos y ahí estás tú, otra vez renegando con lo que es una de las preocupaciones y enojos más frecuentes de las madres. Sin embargo, la ciencia sostiene que tu pesadilla coarta el crecimiento de los chicos. Mas, ¿qué se ha investigado respecto a los bebés descalzos?

En principio se habla de tres principios básicos: libertad, felicidad e inteligencia. De este modo, este polémico estudio que dio la vuelta al mundo echa por tierra la tendencia de calzar precozmente a los pequeños y destierra enquistados mitos como el resfriado, la educación y cuestiones físicas.

La investigación se titula “Podología preventiva: bebés descalzos, igual a niños más inteligentes” y fue impulsada por la Universidad Complutense de Madrid, España. Se sienten cómodos y felices, pueden explorar y desarrollarse correctamente, ¿por qué no dejarlos descalzos?

¿Qué dice la ciencia?
“El movimiento físico y el estimulo sensorial del bebé a través de los pies descalzos es factor de aceleración de maduración, del desarrollo propioceptivo y del desarrollo intelectual del niño”, indica Isabel Gentil García al inicio del informe.

Asimismo, a lo largo de esta investigación se critica la venta y publicidad de calzado para “preandantes”, en la misma medida que se ataca la excesiva recomendación pediátrica de calzar a los bebés, un acto aparentemente necesario solo para abrigar los pies.

Gentil García advierte que, al tapar el pie del chico, se lo priva tanto de toda información táctil como de la percepción de posición y movimiento del cuerpo en relación con el espacio. Según la experta, los bebés descalzos aceleran la maduración de las habilidades motoras, además de la coordinación visual y manual.

Así, a través de un enfoque interdisciplinar, enfatiza lo importante de dejar a los bebés descalzos y sostiene que los pies representan una vía que informa al bebé sobre su mundo exterior, conociendo entonces diferentes superficies y texturas.

El rol de los pies en esos bebés descalzos
Desde el ámbito de la neurología indican que los pies de los bebés son más sensibles al tacto que la mano hasta los diez meses, por lo que durante esos primeros meses de vida los pies cumplen una función esencial: experimentación y conocimiento del bebé mediante el contacto táctil.

Por eso mismo, el artículo de la Universidad madrileña aboga con insistencia por dejar a los bebés descalzos, dado que al calzarlos, se los priva de información perceptiva útil capaz de jugar un papel destacado en el sistema nervioso central.

Según las etapas de desarrollo de la inteligencia desarrolladas por Piaget, en el estadío sensomotriz es importante la manipulación, el movimiento y la organización de la información sensorial puesto que brindan una primera noción del yo, del espacio, del tiempo y de la causalidad.

Por este motivo se habla de los pies como verdaderos receptores privilegiados que contribuyen a un mejor desarrollo de la inteligencia del bebé, la cual es fruto de una compleja interacción entre el ambiente y el organismo en tanto que uno de los factores ambientales más interviniente es el autoconocimiento del propio cuerpo.

Además, los bebés descalzos que apoyan sus pies en todo tipo de superficies -incluso aquellas irregulares-, gozan de un mejor desarrollo muscular, dado que no cuenta con peso adicional a su cuerpo y gana en movimientos libres, lo cual garantiza un mayor control de su cuerpo.

Bebés descalzos, ¿para qué?
A todos los niños les encanta andar descalzos, tanto como estar desnudos, independientemente de las consecuencias que ésto pueda ocasionar en su salud, lo cual es la principal preocupación de los padres. Sin embargo, ésta costumbre no solo obedece a la comodidad del niño sino que también ofrece muchos beneficios:

Aumenta su autoconocimiento mediante la observación de los movimientos de sus dedos, el tacto y el olfato de la planta de sus pies.
Colabora en la formación del arco de la planta del pie, evitando el pie plano.

Facilita y estimula la caminata en los niños.

Brinda experiencias sensoriales al pequeño.
Evita bacterias y sudoración, por lo cual aleja hongos, callos y mal olor en los pies.

Bebés descalzos, niños más libres, inteligentes y felices
Los adultos suelen ponerse nerviosos al ver bebés descalzos, aunque los niños aman andar despojados de todos tipo de prendas. Precisamente, este estudio trae tranquilidad en torno a esta preocupación al demostrar que estos menores son más felices andando libres por la vida.

La investigación afirma que los bebés descalzos tienen un contacto más profundo con su entorno y perciben el mundo de otra manera. Al mismo tiempo, estos chicos descubren su cuerpo y lo conocen de una forma distinta en tanto lo ocupan para sentir el exterior.

“En el punto inicial del desarrollo de la inteligencia no existe una diferencia entre el yo y el mundo externo, se da todo en un bloque”, indican los especialistas. Pero, en ese “bloque” el preandante debe explorar y sentir directamente las texturas como parte de su aprendizaje.

Y tú, ¿conocías la importancia de permitir a tu hijo permanecer descalzo? Conociendo esta información, ¿dejarás de lado esos hermosos zapatitos que pensabas colocarle a tan corta edad? ¿Qué opinión te merece este estudio científico?

Este artículo fue realizado gracias a http://eresmama.com sigue explorando el sitio para ver más temas de tu interés.

La mejor forma de bañar a un recién nacido

La manera de bañar a un bebé antes de la caída del cordón es distinta a como lo hacemos después. La razón es que, para evitar posibles infecciones y que el ombligo se mantenga lo más seco posible para su correcta cicatrización, no conviene sumergir el cuerpo del bebé en el agua. Antes de la caída del cordón umbilical es preferible no bañar al bebé por inmersión.

Podemos colocar al bebé en la bañerita con un poco de agua con jabón para bebés en el fondo, y mediante una esponja limpia ir lavando al recién nacido por partes, dejando los genitales para el final. El cordón tiene que limpiarse y curarse específicamente, por lo que no es necesario insistir en él durante el baño, pero no sucede nada si se moja y después lo secamos concienzudamente.

También hay quien prefiere bañar al bebé “en seco” (“el lavado del gato”), sobre una superficie seca (cambiador, cama…) y con un paño húmedo realizar una limpieza del cuerpo del bebé. Si usamos esponja en este caso, debería estar muy poco empapada si no queremos que gotee.

Además hay especialistas que no desaconsejan el baño del bebé sumergiendo el cuerpo en el agua, siempre que sea un baño corto y por supuesto después sequemos bien el cordón.

De todas formas, el baño por inmersión, del que hablaremos ampliamente en esta serie de cuidados del recién nacido, se puede retrasar hasta dos o tres días después de la caída del cordón, cuando el ombligo ya no presenta sangrado leve ni secreción alguna y el riesgo de infección se reduce considerablemente.

Consejos para el baño del recién nacido: primeros días
En cualquier caso, lavemos al bebé como lo lavemos, éstos son los consejos comunes. Empezando por que la inseguridad lógica de los primerizos desaparecerá enseguida si nos organizamos con tranquilidad y afrontamos este momento como uno más de cercanía y apego al bebé:

 

La temperatura del agua ha de ser la adecuada, entre 34-37 grados centígrados. Podemos comprobar que no queme ni esté fría introduciendo la parte interna de nuestra muñeca, el dorso de la mano o el codo si no tenemos termómetro de baño.

También hemos de cuidar la temperatura ambiente, que debe ser de 22 a 25 grados centígrados, y evitar las corrientes de aire.

Debemos tener todo lo necesario para el baño preparado a nuestro alcance: esponja, toalla, jabón, ropa, cepillo…

No podemos dejar solo al bebé ni un momento.
Los jabones y el champú deben ser neutros y poco perfumados, pero podríamos bañar al bebé sólo con agua, especialmente en bebés con tan pocos días de vida.

Conviene que la esponja sea natural y especial para bebés.
Se desnuda al bebé y se le limpia la zona del pañal antes de introducirlo en la bañera.

Los primeros días no conviene bañar al bebé en una bañera grande, además de difícil resulta peligroso.
La bañera o la superficie donde lo vayamos a asear han de estar limpias.

Se ha de sujetar firmemente al bebé, al tiempo que con delicadeza.

La mejor postura para bañar al bebé si lo realiza una sola persona es mantener con un brazo su espalda de manera que el bebé apoye su cabeza en el antebrazo, sosteniéndole por la axila y hombro; así nos queda libre la otra mano y el bebé está semiincorporado.

El orden a seguir para el lavado es de arriba hacia abajo, empezando por la cabeza y acabando por los genitales.

Los ojos, la nariz y los oídos se tienen su propio proceso de limpieza, por lo que no hay que insistir en ellos.

No hay que lavar ni mojar especialmente el cordón, tampoco frotarlo.
Si le hablamos durante el baño, el bebé estará más tranquilo al escuchar nuestra voz.

Después del baño hay que secar muy bien todo el cuerpo del bebé, especialmente entre los pliegues y la zona del cordón, sin frotar. El secado de la delicada zona del cordón se realiza mediante toquecitos suaves.

Para el secado podemos usar dos toallas de algodón, una más grande para el cuerpo y una pequeña para la cabecita y zonas sensibles.

Recordamos los consejos para vestir al bebé recién nacido, pues es el siguiente paso tras el baño, antes de que el bebé se enfríe.

Aprovechemos la hora del baño para revisar a al bebé para descartar erupciones, inflamaciones u otros problemas que de otro modo quedan más ocultos.

Pero sobre todo aprovechemos la hora del baño para disfrutar de él y que nos sienta cerca.

La mayoría de los bebés afrontan esta nueva experiencia de recién nacidos con gusto, pero no hay que desanimarse si el bebé llora en los primeros baños, ya que es lógico que le asuste lo desconocido. Pronto se acostumbrará y lo disfrutará como nosotros.

Finalmente, señalamos que el baño antes de la caída del cordón umbilical es un momento muy especial de contacto entre los padres y el bebé estos primeros días de vida del pequeño, por lo que tomárselo relajadamente y disfrutar del momento es muy aconsejable. Por supuesto, también preparar la cámara de fotos para hacerlo más inolvidable si cabe.

Conoce todo sobre la angustia de separación de los bebés

Entre los 6 y 12 meses de edad es muy frecuente que los bebés se tornen ansiosos o se aferren a la madre.

Muchas mamás se sorprenden porque su bebé acepta estar en los brazos de cualquier persona durante sus primeros meses de vida. Sin embargo, los bebés entre los ocho y doce meses de edad parecen volverse más huraños y lloran si alguien desconocido intenta cargarlos, puede que también lo hagan con sus abuelos o tíos con los que convive habitualmente.

¡No me dejes! Tengo miedo

Si de pronto tu bebé llora mucho durante el día y se despierta más veces durante la noche y además sólo quiere estar en tus brazos, no lo tomes como un retroceso en su desarrollo. Se trata de la primera conciencia de separación o desprendimiento de su vida, lo cual se conoce como angustia de separación.

El conocimiento que tiene el bebé del mundo es muy limitado. Los primeros seis meses no se ve así mismo como un individuo, sino se percibe como parte de la persona que lo cargue.

Alrededor de los 6 meses e incluso antes, el niño empieza a darse cuenta que tiene su propio cuerpo y es capaz de desplazarse. Esto le da curiosidad pero también mucho temor.  Además empieza a darse cuenta que necesita más que nunca de ti para sobrevivir en este mundo.

En esta etapa, tu bebé piensa que si desapareces de su vista nunca regresarás, así que si no te ve llora. Esta conducta alcanza su grado máximo alrededor de los 18 meses.

La angustia es un proceso normal, puede durar unos cuantos días, algunas semanas o incluso meses, dependiendo de cada bebé.

Ayúdalo a superar esta etapa

Abrázalo y consuélalo cuando llore, dile que estás con él y que todo está bien
Cuando vayas a salir y tengas que dejar al bebé al cuidado de otra persona, no lo engañes; es preferible que vea que te vas, pero que luego vuelves

También es importante irte preparando poco a poco cuando vayas a salir; es decir: no es recomendable estar a la mitad de una actividad con el bebé y sorprenderlo bruscamente para salir corriendo.

Antes de esta etapa, puedes acostumbrar a despedirte de tu bebé desde la puerta o la ventana, dejándolo con la persona que se hará cargo de él en tu ausencia. Si se hace de esto una costumbre, el bebé lo aceptará más fácilmente cuando llegue el período difícil.

También puedes darle algún juguete que le sea conocido, para que lo acompañe mientras tú regresas.

Es recomendable que durante esta etapa no haya cambios trascendentes en la dinámica familiar, tales como un cambio de casa, un nuevo trabajo, un viaje o un cambio de persona para cuidarlo cuando tú no estás con él.

Puedes ayudarlo con juegos como desaparecerte detrás de algún mueble y reaparecer, esto lo hará reír y entender gradualmente que la separación es momentánea, le ayudará a entender que tú regresarás siempre.

Lo más importante es no angustiarse. Esta etapa es pasajera y todos los niños atraviesan por ella.

Regreso a trabajar y el bebé rechaza el biberón ¿Qué hago?

Una madre de nuestra comunidad nos manda la siguiente Situación:

Regreso al trabajo y mi bebé de dos meses rechaza el biberón con mi leche o con leche de tarro. Hemos tratado de todo: que mi esposo le dé el biberón mientras yo estoy en otra habitación o dárselo yo en posición de lactancia.

Nada funciona, Solo llora y rechaza el biberón. Mi esposo y mi madre van a cuidar al bebé mientras estoy en el trabajo. Mi patrón me apoya y me permite extraerme la leche, pero ¿Qué saco si el bebé no quiere tomarse la leche que extraigo? ¿Cómo manejan otras madres esta situación?

Respuestas:
Sé cómo se siente usted! Tuvimos el mismo problema con nuestro hijo. Una semana antes de regresar al trabajo el todavía rechazaba el biberón. Me estaba enloqueciendo. Sé que usted ya intentó todo, pero quiero compartirle lo que me funcionó a mí:

1.- Salga de la casa. No solo del cuarto. Deje que su esposo o su madre intenten dar el biberón cuando usted no esté. Dé una caminada o vaya de compras. Estoy convencida de que el bebé sabe cuándo uno está cerca.

2.- Intente diferentes chupos. Ensayamos seis antes de que uno nos funcionara. Fue una tetina de caucho, de ortodoncia, la que finamente aceptó.

3.- Intente deslizar el chupo en su boca cuando todavía esté medio dormido. Es posible que intente succionar automáticamente antes de darse cuenta que no es usted. Nuestro hijo lo hizo.

4.- No se dé por vencida. Intente todos los días.

5.- Si todavía rechaza el biberón, intente que su madre o su esposo lleven el niño al sitio donde usted trabaja, para amamantarla durante el descanso de medio día. (si se lo permiten). En mi caso si lo permitían.

Otras respuesta de algunas madres de nuestra comunidad.

Esta situación es parecida a la que mi esposo y yo tuvimos que enfrentar cuando regresé al trabajo. Jessica tenía cuatro meses en ese momento y rechazaba el biberón. Intentamos cuando yo salía de la casa durante la hora de la comida, con mi esposo caminando mientras le daba el biberón, toda clase de chupos o tetinas, intenté darle el biberón yo… Nada funcionó.

Mi esposo terminó poniéndola en un cargador mientras le introducía un dedo en su boquita y con la otra mano le dejaba caer leche con un gotero. Como se podrán imaginar, era divertido verlo contorsionarse con sus brazos retorcidos en posiciones curiosas.

Afortunadamente, mi suegra que había sido Líder de la Liga durante 30 años y consultora de lactancia, nos contó que existe un “alimentador” con forma de dedo. Es una botella suave que se pone en la mano. En su base tiene un tubo que se sujeta al dedo de manera que el bebé succiona el dedo y el tubo a la vez.

Se puede dejar que el bebé succione con suavidad la leche o levantar un poco la botella para que reciba más cantidad de leche. Eso hizo el trabajo de mi esposo más fácil. Así pude ir al trabajo sin preocuparme si Jessica estaba tomando suficiente leche y ella tenía la recompensa de succionar de algo que tenía piel en lugar de hacerlo de un plástico. Fue nuestro salvavidas.

Betsy Hoffmeister – Seatle, Estados Unidos
Le sugiero intentar con una amplia variedad de chupos hasta que encuentre uno que le guste. También funciona si alguien más le ofrece el biberón a la niña y usted lo soporta mejor si se sale de la casa.

Mi esposo se sentía mejor si cargaba al bebé en posición de lactancia a la vez que caminaba por la casa.

Tengo que confesarlo, al comienzo me sentí un poco celosa, pero fue positivo a largo plazo. Vivo en el mejor de los mundos, puedo ser madre 24 horas al día al compartir la cama con mi bebé y poder amamantarlo. A la vez manejo mi negocio y tengo ayuda de la mejor niñera en el mundo.

Mi esposo apoya totalmente mi decisión de dejar que Isaac muestre el ritmo para el destete y pasarse a su propia cama y se ha convertido en el mayor defensor de la lactancia que conozco.

Tracey Waller – Bellbrook, Ohio, Estados Unidos
Mi consejo es que se relaje! Seis horas pueden parecer mucho, pero si su bebé es tan porfiado como el mío, es posible que espere a que usted regrese a casa. Puede usted verla en el descanso? Yo tuve suerte porque mi esposo podía traerla a la oficina a la hora del almuerzo. Fue muy creativo y lograba tenerla feliz sin alimentarla.

Creo que hasta se sintió aliviado cuando no tuvo la presión de la comida. Solamente se ponía a jugar con ella. Ella pasaba cinco horas al día sin amamantar y reponía el tiempo en las tarde y en la noche pues compartíamos la cama.

 

Ganó el peso que se esperaba y es saludable. No se deje seducir para darle sólidos antes de tiempo, para remplazar su leche. Nosotros lo intentamos a los cinco meses, pero nuestra hija no los recibió sino hasta que estuvo lista como a los siete meses.

Fueron meses estresantes en ese momento, pero mirando atrás no fue tan malo todo el desgaste que me generó.

Tu bebé entiende más de lo que crees

Los bebés de entre 4 y nueve meses entienden más palabras de lo que creemos y son capaces de darse cuenta de cuáles tienen alguna relación, como sucede con las palabras: zumo y leche, según un estudio publicado por la revista Proceedings of the National Academy of Sciences.

Esta es la principal conclusión de una investigación que ha analizado la comprensión de los bebés a través de los datos del seguimiento ocular de imágenes, realizada por la profesora de psicología y neurociencia de la Universidad de Duke (EE. UU.) Elika Bergelson, y el director del Centro Rochester de Imagen Cerebral de la Universidad de Minesota, Richard N. Aslin.

“Aunque no hay muchas señales claras de conocimiento del lenguaje en bebés, el lenguaje definitivamente se está desarrollando con fuerza bajo la superficie”, explicó Bergelson. Tras demostrar en una investigación del 2012, que los bebés de seis meses tienen una comprensión básica de las palabras para los alimentos y las partes del cuerpo, Bergelson y su equipo utilizaron ahora, un software de seguimiento ocular para ahondar en la comprensión del lenguaje a esa temprana edad.

De esta forma pudieron comprobar que los bebés entienden cuándo hay una relación entre palabras, como coche y cochecito o zumo y leche, que tienen vínculos semánticos.

Además, el equipo descubrió que el conocimiento de las palabras por parte de los bebés está directamente relacionado con la cantidad de tiempo que oyen decirlas por parte de las personas de su entorno. Esto podría ayudar a intervenir, lo antes posible, a los niños con riesgo de retrasos o deficiencias en el lenguaje, precisó la experta.

Para medir la comprensión de las palabras, se mostró a los bebés que participaron en la investigación diversas imágenes en una pantalla de ordenador. Tanto imágenes de objetos relacionados, como un pie y una mano, como otros sin relación, como un pie y un cartón de leche, y, mientras aparecían las imágenes, el cuidador que les acompañaba nombraba uno de cada par de objetos.

Los bebés se pasaban más tiempo mirando el objeto nombrado cuando no tenía ninguna relación con el que completaba el par. Y miraban indistintamente a los dos objetos cuando estaban relacionados, es decir, sabían que la palabra mencionada correspondía a unos de esos dos objetos porque percibían que estaban relacionados, pero no podían identificar a cuál de ellos se referían.

Dentro de las palabras más comunes que reconocen los niños se encuentran las relacionadas con alimentos y partes del cuerpo.

“Puede que no sepan el significado completo de una palabra, pero parecen reconocer que hay alguna similitud en el significado de esas palabras”, resaltó Bergelson. Una prueba que se repitió, con resultados similares, en el hogar de cada bebé, donde se grabó en vídeo cómo interactuaban con sus cuidadores dio como resultado la proporción del tiempo que los padres hablaron sobre algo delante del bebé que estaba relacionado con la comprensión general de los pequeños.

Es “un primer paso emocionante para identificar cómo los niños pequeños aprenden palabras, cómo se organiza su léxico inicial y cómo el lenguaje que escuchan en el mundo que los rodea les da forma o les influye”, pero es “demasiado pronto” para sacar conclusiones de cómo hay que hablarles a los bebés, señala el estudio. Lo que sí está claro, destacó Bergelson, es que definitivamente, cuanto más puedan hablar los padres a sus bebés, es mejor para su aprendizaje.

Cuándo cambiar la etapa o talla del pañal

Muchos padres se hacen esta pregunta, tranquilos, existen varias señales que nos darán pistas para saber cuándo nuestro bebé necesita que cambiemos la talla de su pañal:

Demasiado apretado
Cuando el pañal de tu bebé aprieta su barriguita, ¡es hora de cambiar de etapa! Recuerda que es muy importante que tu pequeñín se encuentre cómodo y que pueda moverse sin sentir apretadas sus piernas.

Daños en la piel
Otra de las señales que indican que es hora de cambiar la etapa del pañal son los daños en la piel que se ocasionan por la presión. Si ves que tu pequeñín tiene ronchas o manchas rojas en la cadera o en las piernas, esta puede ser una de las razones.

Filtraciones 

Si moja su ropita después de pocas horas de haberle cambiado el pañal quiere decir que éste ya le queda pequeño, ya que la absorción no es la suficiente.

Las filtraciones son una de las consecuencias de elegir la etapa. Si tu pequeñín presenta muy a menudo pérdidas de orina en la noche o durante el día, es recomendable que revises si estás usando la etapa del pañal acorde con el peso y la edad.

El peso del bebé

El pañal se utiliza según el peso del bebé, por ello cuando le compres pañales nuevos tienes que guiarte en su peso. Por ejemplo, si tu bebé pesa entre 7,5 y 10 kilos le corresponde la etapa tres. Pero es muy fácil… cuando vayas a comprarlos busca la etapa que le corresponde según el peso del bebé.

En los bebés recién nacidos o de menos de tres meses, a veces la frecuencia de pérdidas se debe a que sus heces son muy líquidas. Para ellos, elige el modelo de pañal diseñado especialmente para recién nacidos.

No utilices una talla excesivamente grande porque podría ensuciarse por encima de la cintura, ni demasiado pequeña porque podría ocasionarle rozaduras.

En bebés más mayores, un pañal demasiado grande hará necesario juntar demasiado las bandas adhesivas de la cintura a la altura de la tripita del bebé, y quizá le pellizque las piernecillas.

En cambio, un pañal demasiado pequeño puede causarle rozaduras o llagas en las ingles o en las piernas que pueden ser dolorosas. Para comprobar que el pañal es de su talla y que no está demasiado apretado, debe caberte uno o dos dedos entre el pañal y su cuerpo cuando esté cerrado.

Video: Cómo calmar a un bebé que está llorando en menos de un minuto

Existen muchos bebés que son tranquilos, que están calmados todo el tiempo y prácticamente ni molestan y solo lloran de vez en cuando. Pero lo cierto es que también están los que lloran y lloran desconsoladamente hasta el punto en donde no sabemos qué hacer para poder calmarlo y nos desesperamos o terminamos llorando junto con ellos.

Pero en el artículo de hoy te he traído un vídeo en el cual encontrarás las técnicas perfectas para poder relajar un niño en tan solo un minuto. Algo difícil de creer ¿no? Sin embargo, te aseguro que funciona, te aseguro que es más fácil de lo que piensas. Aunque antes de mostrarte el vídeo te explicare algunos puntos para que te sea mucho más sencillo hacer este corto procedimiento.

Calmar a un bebé rápido
Entonces, hay muchas formas de calmar a un bebé que se encuentra llorando desconsoladamente y si ya intentaste todo, pero no funciona nada de nada es hora de usar este truco. Ten en cuenta que la planta del pie está llena de puntos que están conectados con otras partes del cuerpo. Si presionas en cierta área estimulas otras regiones y así es como puedes reducir dolores.

Cabeza y dientes: Para poder calmar el dolor de tu bebé tanto en la cabeza como de los dientes, lo que tienes que hacer es presionar suavemente los dedos del pie, esta zona es muy importante, más cuando el bebé está sentado.

Pecho: En el caso de que le duela mucho el pecho lo que tienes que hacerle es masajes a lo largo del metatarso de los pies, verás como funciona.

El plexo solar: Aquí no es que produce dolor, más bien es aire atrapado, cólicos o dificultades para respirar. Para poder eliminar este dolor y el origen del problema tienes que presionar debajo de los metatarsos de los pies, en una pequeña parte.

Nariz: Si los senos paranasales son el problema, sencillo, solo tienes que presionar el centro de cada dedo del pie con tu pulgar.

Vías respiratorias: Puedes ayudar a tu pequeño a descongestionar sus vías respiratorias solo presionando levemente con tus dedos detrás de sus talones.

En el vídeo vas a encontrar cuales otros dolores puedes calmar tan solo presionando algunas partes del pie, vas a ver que sencillo es y cómo en cuestión de algunos segundos tu niño dejara de llorar tan desconsoladamente hasta el punto en el que te irrita.

Los 20 nombres de bebés con los significados más PODEROSOS del mundo

Todos los nombres propios de personas tienen un significado, sólo que algunos tienen un significado más poderosos que otros, y según expertos en el tema, el significado del nombre que le das a tú hijo, o el que tú recibiste de tus padres, tiene un gran grado de influencia en sus vidas.

Por un lado, si el nombre es bonito, le ahorrarás pesares y burlas a tus hijos cuando estos crezcan. Pero por el otro, según algunos estudios, saber el significado de tu nombre marca de alguna manera tu personalidad, percepción de ti mismo y cómo te enfrentas a la vida.

Así las mujeres que se llaman Soledad, por ejemplo, suelen tener un perfil más solitario e introvertido. Ahora, cuando estas mujeres responden al sobrenombre de Sol (la abreviación de Soledad), las cosas cambian.
Por ello, es importante que no sólo le des un nombre que suene bonito a tu hijo, o que esté de moda, sino que, al parecer, lo que más pesa en el nombre que elijas es el poder de su significado.

Nombres con significados poderosos para niños:

1. Aarón
Nombre de origen hebreo que significa clarividente, veril y amoroso. Según este significado, las personas que llevan este nombre tienen la habilidad de ver las cosas y situaciones con más claridad y son mayormente rectos, mientras son guiados por su corazón.

2. Noé
De origen hebreo, que significa enigmático y frío. Este nombre se relaciona con las características del misterio y la habilidad para separar las cosas de las emociones y sentimientos.

3. Abel
De origen hebreo y árabe, significa intuición, pasión, valentía y energía. Está relacionado con la habilidad de ver todo con claridad al mismo tiempo que sus pasiones por lo bueno dirigen su vida.

4. Isaac
De origen hebreo que significa “se reirá”. Las características de este nombre son las de ser una persona que domina el arte de la comunicación, que sabe cómo hacerse escuchar y que tiene la habilidad de convencer a todos de la verdad.

5. Jacob
Nombre hebreo que significa “que Dios favorece”. Con una connotación ligada a la fe, este nombre es uno de los más poderosos, ya que otorga una relación especial con el creador del mundo.

6. Elías
De origen hebreo, significa “el Señor es mi Dios”. Relacionado con una gran seguridad y confianza en Dios, es uno de los nombres más especiales.

7. Gabriel
De origen hebreo, que significa “el mensajero”. Relacionado con características que tienen que ver con las habilidades sociales y de relacionamiento con los demás. Gabriel es un nombre que genera confianza en el mensaje y el mensajero.

8. Jonás
De origen hebreo que significa “paloma”. Es un nombre relacionado con la simplicidad, la franqueza y lo espiritual.

9. Samuel
De origen hebreo que significa “su nombre es Dios”. Relacionado con los dones de la felicidad, la alegría y la fuerza.

10. Adán
De origen hebreo, significa “hecho de tierra roja”. Refiriéndose al relato bíblico que narra la creación del hombre de la mano de Dios, Adán está relacionado con una gran fortaleza, valentía, amor y liderazgo.

Nombres con significados poderosos para nenas

1. Ada
De origen hebreo, significa “bella y adornada”. Relacionado con la belleza, la delicadeza y el amor por los demás seres.

2. Abisai (variaciones: Abbi, Abby, Aby)
De origen hebreo, significa “la ofrenda de mi padre”. La devoción y pureza, son dos características relacionadas con este nombre.

3. Alba
De origen hebreo, significa “su sublevación, su alteza”. Relacionado con el poder y la predisposición a liderar a los demás.

4. Belén
De origen hebreo, significa “la que tiene el pan”. La abundancia, la gracia y las bendiciones están relacionadas con este nombre.

5. Clara
De origen hebreo, significa “la de sentimientos puros y limpios”. Relacionado con la honestidad, la transparencia, falta engaños y apasionada por defender la verdad ante el mundo.

6. Débora
De origen hebreo, significa “trabajadora incansable y guerrera de Dios”. Mujeres fuertes, de gran voluntad que disfrutan de servir a los demás, y que encuentran en Dios un refugio.

7. Edén
De origen hebreo, significa “placer y deleite”. Relacionado con un espíritu libre, el disfrute de las cosas simples de la vida, la libertad y la habilidad de valorar hasta lo más pequeño.

8. Keila
De origen hebreo, significa fortaleza y cercana a Dios. La fuerza y la fe son las características más sobresalientes de este nombre.

9. Sara
De origen hebreo, significa princesa. Uno de los nombres más relacionados con los atributos de la delicadeza, nobleza y lealtad.

10. Saraí
De origen hebreo, significa “Jehová libera”. Relacionado con e poder de persuadir a los demás, de ser una gran líder y de atraer a multitudes.

Compartimos este artículo contigo gracias a http://familias.com sigue explorando el sitio para ver más temas de tu interés….
No olvides apoyarnos con un me gusta para que Facebook nos permita

Los nombres que fueron seleccionados como los más hermosos para niñas

¿Cuáles son los nombres más populares y frecuentes para niñas? Si quieres poner a tu bebé un nombre bonito pero además que no suene raro o extraño, aquí te mostramos una lista de los nombres de niñas más escogidos por los padres en 2018:

Lucía: un bello nombre para niña que significa ‘la que lleva la luz’. Es  de origen latino y desde hace unos años encabeza las listas de los más populares y desde hace ya años está de tendencia. Su onomástica se celebra el 13 de diciembre.

María: es uno de los nombres de niña que está de tendencia desde hace generaciones. Puede ir solo o, acompañado por otro.Su origen es hebreo, y significa “la elegida”, “la amada por Dios”. Un nombre de niña muy popular por ser el nombre de la madre de Jesús.

Paula: Viene de paulus, que significa “pequeña, débil” y su origen es latino. La fórmula masculina de Paula es Pablo. A lo largo de la historia han existido varias santas y mártires con el nombre de Paula por lo que existen varias fechas posibles para celebrar el santo.

Martina: es uno de los nombres de niña más populares para 2018 y lleva de tendencia varios años  Su origen es latino y su significado es “consagrado a

Marte”, y es que viene de Mars, el dios de la guerra. Su santo es el 30 de enero y su forma masculina: Martín.

Carla: un bello nombre de niña de origen alemán que viene de karl y significa “fuerte, valerosa”. Este nombre es muy popular en Italia y desde ahí dio el salto a España y latinoamérica en la década de los 70.

Julia: Un nombre de niña para 2018 muy lindo y con una larga tradición. Significa “de fuertes raíces” o “la que pertenece a la familia Julia” y su origen es latino. Celebra su santo el 15 de julio. Además, es un nombre muy internacional, lo encontramos en otros países como Julie, Juliet, Juliana, Julieta o Julienne.

Alba: un nombre de niña que llegó a las listas de los más populares hace unos años y no sale de ella. Y es que este bonito nombre es uno de los más elegidos por los padres y madres para sus hijas. Su significado es “amanecer”, es la primera luz del día y el renacer. Celebra su onomástica el 15 de agosto, fecha en que se celebra Nuestra Señora del Alba y la Virgen del Alba.

Daniela: viene del latín, de din y El (Elhoim), que significa “Dios es mi juez”. Daniel es la versión masculina de este nombre y durante muchos años fue más frecuente. Sin embargo, hoy en día es uno de los nombres más populares para niñas.

Sofía: un bello nombre de niña y muy popular entre los padres y madres. Es de origen griego y viene de sophia que significa “sabiduría”. Es muy conocido por Santa Sofía, una mártir del siglo II que es venerada en la preciosa basílica de Santa Sofía en Estambul. Sus variantes son Sophie o Zosia en polaco.

Valentina: un nombre de niña que está de tendencia sobre todo en su versión masculina: San Valentín, el patrón de los enamorados. Su origen es latino y viene de valens que significa “valiente, de la familia de los Valentinos” y celebra su santo el 14 de febrero.

Carmen: viene de Karmel que significa “jardín de Dios”, “oda, canto”. Es un nombre de niña muy popular en España y otros países de tradición Católica por la Advocación de Nuestra Señora del Carmen o Virgen del Carmelo, venerada por los carmelitas, los ermitaños que poblaron el monte Carmelo, escenario de la Crucifixión.

Laura: viene de laurus, que significa “laurel, triunfo o triunfante”. Es un nombre de niña de origen latino y es que en Grecia se utilizaban coronas con laurel para premiar a las personas que llegaban victoriosas de las guerras. Esta ceremonia fue heredada por Roma y a la corona se le llamó láurea.

Fátima: viene de fatama que significa “doncella, muchacha virgen”. Un bello nombre de origen árabe y es que Fátima fue la hija pequeña del profeta Mahoma y la que dio origen a la dinastía fatimí.

Alejandra: no de los nombres más populares en la actualidad. Celebra su santo el 18 de mayo, que es el día de Santa Alejandra. Su origen es griego y viene de alexio y andros que significa “la que protege al hombre”. Su forma masculina es Alejandro, también uno de los nombres más populares para niños.

Gabriela: un bello nombre de origen hebreo que viene de gebar, es decir, “mujer de Dios, protegida por Dios”. Su fórmula masculina es Gabriel, el ángel anunciador de la maternidad de María.

Ana: uno de los nombres más populares desde hace generaciones, uno de los preferidos por los padres y madres para su bebé niña. Es un nombre de origen hebreo que significa “llena de gracia y compasión”.

Sandra: un nombre para niñas de origen griego, que está tomado del apócope

Alessandra. Significa “la protectora” y se ha convertido en uno de los nombres más populares.

Patricia: un nombre de origen latino que se hizo muy popular en la década de los años 70 debido a la influencia extranjera. Y es que, este nombre de niña es muy frecuente en los países anglosajones desde hace muchos años.

Cristina: un nombre de niña de origen latino que significa “la que sigue a Cristo”. Tiene unas raíces religiosas y es uno de los nombres preferidos por padres y madres.

Carolina: de la misma manera que Carla, el nombre de niña Carolina viene de Karl o Carolus y significa “mujer fuerte y valerosa”. Es un nombre de origen alemán y celebra su santo el 4 de noviembre.

¿De verdad les duele a las niñas ponerles pendientes? Un vídeo viral demuestra que sí!

El tema de la perforación de las orejas de las niñas desde bebés para ponerles pendientes es una fuente de controversia importante, y de airados debates en la red que no suelen acabar bien, porque cada uno defiende la decisión que ha tomado (lógicamente), como la mejor.

Por un lado se sitúan los que piensan que, de igual modo que no se hace con los niños varones, no debería hacerse con las niñas (¿o acaso por ser mujeres tienen que empezar a sufrir ya desde el principio?).

Por el otro se sitúan quienes defienden que lo hacen porque les gusta, porque prefieren hacerlo siendo bebés que más mayores y que, o no les duele tanto, o aunque les duele, es un momentito.

Este vídeo que os traemos hoy se ha hecho viral en Facebook precisamente porque muestra claramente el sobresalto que sufre la niña en el momento de perforarle ambas orejas.

Decenas de críticas
Ya la semana pasada comentamos el caso de una madre que compartió una foto retocada con Photoshop de su hija con un piercing en la mejilla. Era una foto falsa en la que defendía que como era su hija podía hacer lo que quería, precisamente para criticar no solo la perforación de las orejas de las niñas, sino también la circuncisión en los niños.

La madre que aparece en el vídeo, tras su publicación, y según leemos en HullDailyMail, tuvo que salir a la defensa de su decisión, y es que empezó a recibir decenas de críticas de gente que la acusaba de maltrato, de abuso infantil, de robarle su libertad de elección y que incluso la amenazaron con una posible actuación de los servicios sociales.

Y decenas de apoyos
A su vez, recibió decenas de apoyos de personas que decían que también lo habían hecho y sus bebés habían llorado mucho menos incluso, y de niñas muy felices con sus pendientes, que ahora no sabrían vivir sin ellos.

Ella misma, la madre, dijo esto en su defensa:
¿Ha llorado? Sí, por una fracción de segundo ¿Me arrepiento? No. A mi hija le encanta sus pendientes (…) es mucho más fácil hacerlo cuando son pequeñas que cuando son mayores.

Su hija tiene ahora dos años y medio y, sinceramente, parece que los pendientes no le molestan ni la hacen ser una niña infeliz:

“Bah, apenas les duele”
Como digo, son muchas las personas que esgrimen este argumento como defensa; que no es para tanto porque apenas les duele. Pero sí duele. El vídeo lo muestra claramente y todo el que se haya hecho un piercing lo sabe también: claro que duele.

Si muchos bebés no lloran es porque el mensaje de dolor, que debe ir desde la fuente del dolor hasta el cerebro a través del sistema nervioso, tarda más en llegar en su caso, por inmadurez. Así, muchas niñas ni siquiera llegan a expresarlo (he vacunado a muchos niños que no han dicho ni “mú”). Pero eso no quiere decir que no les duela.

Ahora bien, lo que sí es verdad es que es un dolor momentáneo. A los pocos segundos o minutos la niña se calma y, si todo va bien y no hay complicaciones, apenas les vuelve a molestar nunca más.

Fuente: mujerunica