Carta a una futura mamá

Para ti, mi amiga del alma que pronto serás mamá y conocerás el mundo de una forma totalmente distinta. Nunca más serás la de antes. Conocerás una nueva versión de ti, que pondrá por delante de cualquier cosa las necesidades de otra personita (tu bebe), antes que las tuyas o las de nadie. Porque así somos las mamás en el amor de madre no existe el egoísmo. Somos y damos todo por nuestros hijos.

Vive tu propia historia. No escuches todo lo que te dicen, a la gente le encanta dar consejos, opinar y hacer comentarios que nadie les pidió. Tu haz las cosas como tu las sientas, confía en tu instinto porque solo una mamá sabe que es lo mejor para su bebé. Muchas veces los nervios y la incertidumbre hace que no nos escuchemos y dudemos de nosotras mismas. Escúchate y confía en ti, no tengas miedo.

No pienses demasiado, siente. Deja la razón y la cabeza de lado. Fluye y déjate llevar por lo que sientes. A veces la cabeza es el peor enemigo, nos estresa, no nos deja descansar (porque no paramos de preguntarnos si lo estamos haciendo bien) y nos hace cuestionarnos todo. ¿Estaré produciendo suficiente leche?, ¿Tendrá frio? ¿Tendrá hambre?

Pide ayuda. No quieras hacerlo todo sola, pide ayuda cuando la necesites. Es agotador y es importante contar con una red de apoyo, que esté allí sobre todo para cuidarte a ti porque tu vas a cuidar a tu bebé, pero también necesitarás que te apoyen y apapachen para que tengas energía para dar lo mejor de ti a tu bebé.

Cárgalo todo lo quieras y aprovecha esas siestas en posición ranita que hará encima tuyo. Crecen rapidísimo y además acuérdate que estuvo dentro tuyo 9 meses tu eres lo que mejor conoce y la persona que le dará la protección y seguridad que necesita. Aprovecha todos los momentos, no se va a “malacostumbrar a brazos”.

Los bebes lloran es su forma de comunicarse, no te pases de vueltas creyendo que sufre. Solo te está comunicando que algo le pasa y que necesita de ti. Seguramente llora por una de estas cosas: tiene hambre, tiene gases, tiene pañal sucio, tiene sueño o simplemente quiere que lo engrías y le des amor. Vas descartando hasta que se calme.

Si tu estas relajada lo lograrás entender y calmar. Alguna vez escuché: de padres estresados hijos llorones

Ya iras descubriendo y aprendiendo cosas nuevas todos los días. Los hijos son grandes maestros de la vida. Vive tu propia historia, las experiencias de otros pueden ayudar pero vive las tuyas que además de ser propias serán únicas.

Como siempre te digo estoy muy orgullosa de ti y no tengo duda que serás una excelente mamá. Dedicada, amorosa y cariñosa. Confía en tu instinto, confía en ti y no busques la perfección solo la paz y felicidad.

Lo nuevo siempre da miedo, a nadie le gusta la incertidumbre y no tener las cosas bajo control (sobretodo a ti jaja control freak). Pero ya crearán juntos su dinámica que de todas maneras será caótica pero increíble! Ser mamá será lejos de lo mejor que te paso en la vida ya verás

Te quiero mucho futura mamá! No olvides compartir con una amiga embarazada.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *