¿A qué se debe el goteo del pecho durante la lactancia?

Muchas mujeres notan que su pecho gotea leche durante la lactancia, en particular en los primeros meses después del parto. Se trata de algo natural que, aunque solo represente un inconveniente a nivel estético, puede resultar bastante incómodo.

Este artículo ofrece detalles acerca de la pérdida de leche durante la lactancia y el papel de la oxitocina en el “reflejo de eyección”. También aporta consejos para madres lactantes que sufren estas pérdidas y explica por qué dar el pecho a demanda es la mejor solución para este problema.

El goteo de leche, un problema frecuente

El goteo de leche -tanto el que se produce entre tomas como el que ocurre en un pecho mientras el bebé mama del otro- sucede con bastante frecuencia en los primeros meses después del parto (e incluso en el tramo final de la gestación, en algunos casos).

Una de las creencias más comunes relacionadas con la lactancia señala que estas pérdidas se deben a que la producción de leche es demasiado abundante. Pero es una creencia falsa, un mito.

La verdadera causa es que el cuerpo de la madre todavía está adaptándose a la lactancia. Aparece entonces otro beneficio de la lactancia a demanda: amamantar al niño siempre que él lo pida y durante el tiempo que él lo desee hace más rápida esa adaptación. El bebé y la madre se regulan y el goteo se acabará antes.

Tal como explica el grupo de apoyo a la lactancia y la maternidad Amagintza, con sede en Pamplona, este goteo se debe a que “los músculos que rodean los conductos terminales en el pezón no están cumpliendo bien su labor de esfinter”. Con el paso del tiempo -unos meses, por lo general- estos músculos “optimizan su rendimiento”, hasta que el pecho de la madre lactante deja de gotear.

La oxitocina y el reflejo de eyección de la leche
En ocasiones, basta que la madre escuche llorar a su hijo para perder algo de leche. El goteo se debe al llamado “reflejo de eyección”, originado por la oxitocina, la hormona encargada de hacer que la leche suba.

Esta hormona responde sobre todo a estímulos táctiles (en particular, el contacto del bebé con el pezón y la areola), pero no solo a ellos. Así es como la leche puede subir y gotear un poco por otros estímulos, como oír el llanto del bebé o, incluso, oler su ropita o pensar en él.

La oxitocina, por su parte, se inhibe ante situaciones como el miedo, la falta de confianza en el propio cuerpo o el consumo de alcohol. Por lo tanto, es importante que la mujer se sienta tranquila y confiada en el momento de amamantar a su hijo (además de evitar las bebidas alcohólicas, y no solo por este motivo).

Consejos para madres lactantes que sufren pérdidas de leche
Estas pérdidas de leche, entonces, son naturales, y el único problema que representan tiene que ver con el aspecto estético. De manera que, mientras el cuerpo de la madre lleva a cabo la adaptación a la lactancia, se pueden tomar algunas medidas para reducir ciertas molestias generadas por ese goteo.

El recurso más utilizado son los discos de lactancia. Estos discos funcionan como pequeñas compresas: se colocan sobre el pezón y su objetivo es absorber la humedad derivada del goteo. Los hay de diversos materiales (algodón, celulosa, seda, lana, etc.).

También pueden ser útiles en caso de pezones irritados o de dermatitis o infecciones, aunque para estos casos son más apropiados los discos aireadores, que evitan que la piel del pezón quede en contacto directo con otra superficie.

Una alternativa son los discos de silicona. A diferencia de los anteriores, que procuran recoger las pérdidas de leche, estos se adhieren al pecho y ejercen una ligera presión para evitar el goteo.

También de silicona se comercializan unas copas recolectoras de leche, pensadas de forma específica para mujeres con pérdidas importantes, es decir, una cantidad más difícil de recoger con un disco normal.

Para las mujeres que, por distintos motivos, no pueden amamantar a sus hijos y sufren este problema, el consejo de los especialistas es que utilicen un extractor de leche, o que lo hagan de manera manual (y si es posible, que la den luego a sus bebés).

En algunos casos, también es efectivo ejercer una presión sobre el pecho con los brazos cruzados en el momento en que se advierte que la secreción está por producirse.

Dar el pecho a demanda, la mejor solución
La principal solución a medio plazo para impedir el goteo de leche es dar el pecho a demanda.

Esta práctica no solo regula la producción de leche según las necesidades del bebé, sino que, además, -como explica la Asociación Española de Pediatría (AEP)- “asegura la ingesta de leche del inicio y del final de la toma, cuya composición es diferente, y se logra un buen vaciamiento del pecho, evitando un excesivo acúmulo de leche que puede ocasionar ingurgitación y mastitis”.

La AEP destaca también el valor emocional de la lactancia, ya que muchos niños buscan también consuelo en el pecho. “Un pequeño que llora y que demanda ser amamantado necesita a su madre”, explica ese organismo, por lo cual “retrasar innecesariamente el momento de la toma causa un sufrimiento evitable tanto para el bebé como para su madre”.

Todo lo que debes saber sobre el cuidado del pene del bebé

Cuidado de los niños no circuncidado
Cuando un bebé no está circuncidado durante los primeros meses deberás limpiar el pene solo con agua y jabón.

Al principio, el prepucio estará unido a la cabeza del pene (glande) y no debes tratar de separarlos. No es necesario lavarlo con algodón ni ningún antiséptico.

Asegúrate de que el agujero es lo suficientemente grande para que tu bebé pueda hacer pipi sin problemas. Si el agujero solo deja pasar  un poquitito de orina o te das cuenta que tu bebé está molesto cuando orina consulta con su pediatra.

Para ayudarle a separar piel que está adherida, algunos pediatras indican a las madres unos ejercicios para hacer con el bebé, cuando lo bañan. Estos ejercicios en donde le sube y le bajas el glande (aún pegado) no le provoca dolor al bebé (si se realiza en sus primeros meses de vida), habla con tu pediatra sobre esto, ya que la mayoría no aconsejan realizar ejercicios. La separación puede tardar varios meses o varios años.

Cuidado de los niños circunciso
Después del la circuncisión, el pene de su bebé estará cubierto con una gasa de curación con vaselina. La gasa debería quitarse 24 horas después de la circuncisión.

Para quitar la gasa

  • No jale el vendaje.
  • Sature la gasa con agua tibia, espere un minuto y quítela cuidadosamente.
  • Si la gasa no se puede quitar con facilidad, repita el proceso.
  • Es normal tener algunas pequeñas manchas de sangre en el pañal.
  • No use toallitas húmeda con alcohol porque pueden provocar ardor.

Su bebé puede estar irritable las primeras horas después de la circuncisión y puede ser que no coma bien por 2 o 3 horas luego del procedimiento.

Durante los primeros tres días, el área se verá muy roja e hinchada; esto es normal. Podría formarse un recubrimiento delgado de un color entre amarillo y blanco donde está tomando lugar la curación. No lo quite, esto protege la herida. El enrojecimiento y el recubrimiento amarillo normalmente desaparecen en una semana.

Si usted nota que el enrojecimiento continúa o si hay hinchazón o no ha desaparecido el recubrimiento, hable sobre eso con el pediatra. Mantenga el área limpia y seca.

  • Límpiela con agua tibia cada vez que cambie el pañal.
  • Cambie los pañales con frecuencia y póngalos de manera holgada para prevenir irritación.
  • Puede aplicar vaselina alrededor de la punta  para evitar que se pegue al pañal.
  • No ponga a su bebé boca abajo. Ya que tendrá dolor al tacto por 2 o 3 días.
  • El área debería sanar entre 7-10 días.

Para la higiene solo necesita agua y jabón.

Importante:
Llame a su pediatra o acuda a la sala de emergencias si su bebé tiene:

  • Sangrado de color rojo vivo que no cesa.
  • Fiebre mayor a 100.4 F o 38 C por 24 horas.
  • No ha orinado por 8 horas después de la circuncisión.

¿Cómo lavar la ropita del bebé? Guía, consejos y cuidados!

Lavar la ropa del bebé es una tarea aparentemente sencilla que, sin embargo, requiere de ciertas precauciones. La piel del bebé es mucho más delicada y sensible que la de los adultos por lo que la ropa debe permanecer suave lavado tras lavado.

Un uso inadecuado de detergentes fuertes con aditivos, por ejemplo, podría ser perjudicial para los bebés, que siempre buscan llevar a la boca todo cuanto les rodea.

Cuidar la ropa del bebé

Una de las principales dudas entorno a la ropa de los bebés y su colada es la de si es necesario lavar las prendas antes de su primer uso. La respuesta es que sí. Por un lado porque muchos fabricantes añaden sustancias a la ropa para realzar determinados aspectos de su apariencia y, por otro, porque durante el proceso de fabricación, transporte y venta, la ropa ha podido ensuciarse con microbios que debemos eliminar antes de vestir a nuestro bebé.

Durante los primeros meses de vida de nuestro bebé es recomendable lavar su ropa –y la ropa de cuna, por supuesto- por separado y de forma exclusiva, sin mezclarla con las prendas del resto de la familia

Tipo de jabón
Escoge un detergente neutro especial para ropa de bebé (o especial prendas delicadas) o incluso un jabón casero. Cuanto menos químicos pongas en contacto con la piel del niño, mucho mejor. A partir de los seis meses ya podemos introducir otro tipo de detergentes.

¿Y suavizante?
En lo posible también es preferible evitar el suavizante porque puede provocar alguna irritación o alergia en la piel de los recién nacidos. Por supuesto también está desaconsejado el uso de lejía u otros quitamanchas porque tienen sustancias químicas que podrían dañar la piel del bebé si no se eliminan bien tras el lavado.

¿A mano o en la lavadora?
Ambas opciones son buenas. Si se hace a mano, hay que incidir especialmente en el aclarado. Es importante asegurarse de que no quedan restos de jabón. Si optamos por la lavadora, podemos fijarnos en si la máquina tiene un programa de doble aclarado.

De esta forma nos aseguramos de que no queda resto de detergente. Como la ropa del bebé es muy pequeñita, si no tenemos suficiente para llenar la máquina, se puede usar un programa de carga reducida.
Las prendas delicadas

Las prendas con bordados, puntillas, encajes… o las que están fabricadas con tejidos sensibles (seda, organiza, tul, etc) es mejor lavarlas a mano para que no se estropeen.

Planchado
Mucha de la ropita del bebé está elaborada con materiales muy sensibles, por eso lo mejor es plancharla con un temperatura más bien baja. Por otro lado, no todas las prendas que usa un niño pequeño necesitan planchado.

Dos mitos falsos sobre limpieza

Cuanto más jabón, más poder de limpieza: Falso
Curiosamente, el jabón y el detergente son grandes nutrientes para las bacterias. No enjuagarse bien las manos, los platos o la ropa, puede ayudar al crecimiento de las mismas.

Usar la toalla de baño de forma repetida no es preocupante: Falso
Las toallas húmedas son el hábitat ideal para las bacterias.

Una vez que el bebé cumpla los seis meses podremos ir mezclando poco a poco su ropa con la del resto de la familia, permaneciendo atentos a que la piel del bebé no sufra ningún tipo de irritación o roce.

Primera semana del bebé en casa: todo lo que debes saber

Tras nueve largos meses de dulce espera llega, por fin, el momento más deseado por los recién estrenados papás: la primera semana en casa de un bebé recién nacido es una experiencia inolvidable, llena de vivencias y emociones que pocas veces se repetirán en la vida y que, muchas veces, y especialmente entre los padres y madres primerizos, pueden ensombrecerse con algún que otro sobresalto o episodio de ansiedad, propios casi siempre de la inexperiencia.

Para evitar en lo máximo de lo posible este estado de preocupación que caracteriza los primeros días en casa, y hasta que nos habituemos a los ritmos del pequeño y aprendamos a interpretar sus llantos (casi siempre relacionados con la sensación de hambre o la incomodidad de la postura o el pañal), es muy importante tener siempre cerca el teléfono del pediatra, para que nos resuelva cualquier duda que nos pueda surgir sobre la marcha.

Una preocupación muy común es, por ejemplo, el hecho de que los recién nacidos pierdan peso durante los primeros cuatro días en casa, casi siempre debido a una pérdida de líquidos ‘extra’ que se lleva a cabo una vez superado el parto: antes de encender la señal de alarma, espera a hacer un segundo pesaje de control pasados los 7 o 10 primeros días, para comprobar si se está alimentando correctamente. Contacta con el pediatra si… una vez recuperado el peso perdido, tu bebé no aumenta una media de entre 200 y 300 gramos por semana.

El cuidado del ombligo, y la cura del cordón son otra de las grandes preocupaciones de las nuevas mamás: cada vez que le cambies el pañal, es necesario llevar a cabo una pequeña limpieza en la zona, empleando una gasa esterilizada humedecida en alcohol o agua tibia.

Procura mantener siempre seco el ombliguito, y dobla el pañal hacia abajo o compra uno que tienen un abierto especial en esa area para que no roce y produzca irritaciones o molestias al bebé.

Contacta con el pediatra si… pasados 21 días, el cordón aun no se ha desprendido, o si aprecias que la zona cambia de color, huele o supura.

Durante los primeros días, las deposiciones de los bebés suelen ser muy espesas y de un color muy oscuro o negro: esto se debe al meconio, una sustancia que se acumula en el intestino mientras el recién nacido estaba aun dentro del útero, y que va desapareciendo poco a poco a medida que reciba la leche materna o de fórmula.

Contacta con el pediatra si… el bebé no presenta deposiciones o vomita a menudo.

A la hora de poner a tu bebé a dormir, asegúrate de hacerlo siempre boca arriba o de lado, a fin de evitar el síndrome de muerte súbita. En esta etapa, la cabeza de los bebés es aún muy blandita, y puede tender a achatarse o a presentar una cierta asimetría si reposa siempre en la misma postura.

Aprovecha las tomas para ir cambiándole de posición, alternando entre el lado izquierdo y derecho, y boca arriba. Contacta con el pediatra si… mientras está dormido, las pausas en la respiración o apneas son más largas de lo normal, o si su piel se torna un poco azulada.

La importancia de hablar con el bebé desde el vientre: Papá y mamá nota importante para ambos

Hablarle al bebé cuando está dentro de tu pancita favorece su desarrollo neural y emocional; en ese sentido, contribuye de forma definitiva a estrechar los vínculos afectivos entre madre e hijo.

Sin duda alguna estamos en la era de la comunicación. Una comunicación que ya empieza antes de que nuestros bebés vengan al mundo. Los futuros padres y los futuros hermanitos (en caso de tener más hijos) ya no esperan a que el bebé nazca para hablarle. Lo hacen cuando el bebé aún está en el vientre materno.

Aunque el bebé escucha a la semana 24 de gestación, siendo el oído el primer sentido en desarrollarse, el hablar con el bebé desde el vientre de su madre es una experiencia enriquecedora. La forma de usted hacerlo pueden ser infinitas, y cada madre o padre tiene su propia forma o su propio lenguaje de comunicación con el bebé.

Algunos padres eligen un momento especifico durante el día, otros padres lo hacen en cualquier momento del día y les hablan de lo felices que están por tenerlo, les cuentan cosas que pasan fuera del vientre materno, algunos les cantan canciones, les leen un cuento, y otros prefieren ponerle música para estimular su audición.

Sin importar la forma que elijas de hacerlo es muy importante porque a pesar de que solo es un bebé que aún no a nacido, el o ella puede escuchar, y con el tiempo consigue identificar las voces y otros sonidos.

Según los especialista, hablar con los bebés puede hacer que el embarazo transcurra con calma, que los padres tranquilicen al bebé cuando se esté moviendo, y así reforzar el vínculo de padres e hijo.

Cuando le vayan hablar al bebé es importante que se acerquen a la barriga de la madre, le hablen de manera clara y pausada de una forma que le de seguridad al bebé. Por el momento ustedes deben pensar que está es la única forma de comunicación y estimulación con su bebé.

Ya después de su nacimiento usted podrá verlo, acariciarlo, abrazarlo, y darle mucho más que un simple y agradable sonido de voz.

Queremos mostrarte en el siguiente video el poder que tiene hablarle a los bebés desde el vientre. Aquí te podemos demostrar que el bebé desde el momento de su nacimiento puede familiarizar las voces que siempre le hablaban cuando estaba en el vientre de la madre. El Segundo 0:43 es increíble y el minuto 1:35 es hermoso. No te lo puedes perder!!!

Los astrólogos afirman que la hora en que nace un bebé, influye en su destino

¿Alguna vez pensaste que nacer a las 1 de la mañana podría ser distinto a hacerlo a las 4 de la tarde? El horario en el que llegamos al mundo tiene mucho que ver con nuestra forma de ser, nuestras habilidades y nuestro carácter.

Según esta teoría, así como el signo del zodiaco puede precisar rasgos psicológicos, emocionales y físicos de las personas, la hora del nacimiento puede, incluso, definir los dones de cada persona.

Si nace entre la medianoche y las 2:00 am, entonces es una persona que se siente segura solo cuando está en situaciones que le resulten comunes. Prefieren la estabilidad y la seguridad, de ahí que algunos piensen que son reservado. Les complace educar a los demás para que vivan de acuerdo con las buenas costumbres y la familia es su prioridad.

Si nace entre las 2:00 y las 4:00 am, entonces es alguien arrestado y curioso, que siempre anda a la caza de nuevas aventuras. Es un gran comunicador y tiene el don de la intelectualidad. Le gusta leer, escribir, viajar y las actividades deportivas generosas, poco explosivas.

Si nace entre las 4:00 y las 6:00 am, vive demasiado preocupado por el futuro. Le gusta compartir, motivar y ayudar a los demás. Es romántico, aunque sueles ser algo obstinado.

Si nace entre las 6:00 y las 8:00 am, es un artista por naturaleza. Suele ser muy exigente consigo mismo y le gusta que reconozcan sus logros, necesita de la aprobación de los demás. Eres un buen líder, aunque a veces eres excesivamente molesto, porque le gusta mandar.

Si nace entre las 8:00 y las 10:00 am, disfruta la meditación y la soledad. No persigue la fama ni la gloria. Le gusta ayudar a los otros, trayendo a sus vidas paz, amor y armonía.

Si nace entre las 10:00 am. y las 12:00 pm, es alguien muy extrovertido. Le gusta estar con personas que tienen tus mismos intereses. Es bueno para mantener a la gente cerca y unida. Le gusta hacer nuevos amigos, busca momentos especiales y experiencias divertidas.

Si nace entre las  12:00 pm y las 2:00 pm, Estas personas  responden de manera eficiente a las exigencias ya que saben organizarse y poseen mucha capacidad de esfuerzo. En general, han tenido una imagen de padre brillante y exigido que les ha legado este gran anhelo de ocupar un lugar de honor y prestigio a nivel público.

Si nace entra las 2:00pm y las 4:00pm, Quienes nacen en este horario son personalidades brillantes y activas. Moverse en ámbitos lejanos, incursionar en ambientes de expansión y de aprendizajes liberales les resulta fundamental para sentirse radiantes y vitales. Se sienten bien cuando viajan, irradian confianza a su entorno, son entusiastas y aventureros.

Si nace entre las 4:00pm y las 6:00pm, Los nacidos a esta hora son personalidades complejas y profundas, Habrá muchas vidas adentro de su vida: son verdaderos “alquimistas”, terapeutas, esotéricos e intuitivos.

Enérgicos, discutidores, desafiantes por naturaleza, son amigos fieles y enemigos arriesgados. Saben con sus huesos que el cariño se gana y no se entrega porque sí, y que la confianza es un valor demasiado grande.

Si nace entre las 6:00pm y las 8:00pm, Quienes nacen en estas horas encuentran el sentido de su finalidad, su individualidad y su poder en las asociaciones y relaciones. Poseen el don de captar las necesidades del prójimo, la capacidad de ponerse en el lugar de otro , son muy buenos mediadores y grandes seductores.

Si nace entre las 8: 00 pm y las 10:00 pm, Quienes nacen a esta hora se centran y se sienten más radiantes ayudando y siendo serviciales. Puede evitar destacarse por creer que lo suyo no es el protagonismo; deberán estar atentos a una excesiva tendencia a autolimitarse o excederse en la sumisión.

Buscan aprender constantemente, para no limitarse a prestar servicio los demás y tener infinitas ofertas de trabajo abierta. Suelen ser cautos y perfeccionistas pues el error no es de su agrado. Es común que sean los mejores entrenadores y conductores de equipos de trabajo, siempre bien configurados.

Si nace entre las 10:00pm y las 12: am, Los que nacen a esta hora son personalidades que expresan muy claramente su identidad, que saben lo que son y lo que se proponen, irradian vitalidad, entusiasmo y alegría.

¿A qué hora nació tu bebé? ¿A qué hora naciste tu? ¿Te sientes identificada con la descripción de quienes nacieron a esa hora?

Fuente: revista ser padres

Aquí les doy un método para tener niña

Muchas parejas tienen ilusión por tener una niña en la familia o quedar embarazada de una niña. Sin embargo, escoger el sexo del bebé y convertirlo en un acierto seguro es todavía un privilegio de la ciencia, ya que sólo mediante análisis genéticos de laboratorio se puede conseguir seleccionar el sexo del futuro bebé.

No obstante, esta selección debe ser natural y está prohibido por ley seleccionar el sexo del bebé por otras razones que no sean médicas. Entre los consejos para quedar embarazada de una niña figuran las recomendaciones del método Shettles.

Método Shettles para para quedar embarazada de una niña

Entre los trucos para quedar embarazada de una niña está el método Shettles, que recomienda programar las relaciones sexuales de 5 a 3 días antes de la ovulación y después abstenerse hasta que haya pasado la ovulación, ya que con una nueva remesa de espermatozoides masculinos, que son más rápidos, uno de ellos podría llegar a fecundar el óvulo antes que los femeninos.

Este método para seleccionar el sexo del bebé y quedar embarazada de una nena tiene un 75 por ciento de posibilidadades de éxito, siempre que se acierte con el día exacto de la ovulación y no existan otros factores que puedan alterar el resultado.

Este método se basa en la programación de las relaciones sexuales, según el ciclo de la mujer para tener más posibilidades de concebir una niña.

El sexo del bebé lo decide el hombre. Los espermatozoides que llevan los cromosomas Y o masculinos se mueven más rápido, pero son más pequeños, delicados y débiles. Por tanto, viven menos tiempo que los espermatozoides X o femeninos que dan lugar a una niña.

Los X son más lentos, pero más resistentes porque son de mayor tamaño, por tanto pueden sobrevivir durante más tiempo en el interior del aparato genital femenino antes de alcanzar el óvulo para fecundarlo.

La clave, y también lo más difícil, reside en conocer cuándo se produce la ovulación exactamente en el ciclo de la mujer para acertar y quedar embarazada de una niña. Para ello, puedes tomarte la temperatura corporal todos los días para calcular el momento de la ovulación, utilizar un kit de predicción de la ovulación o utilizar nuestra calculadora de la ovulación.

Otros trucos para tener un bebé niña

1- Si quieres tener una niña: debes programar las relaciones sexuales de 5 a 3 días antes de la ovulación. El acto sexual se debe realizar en una posición que no permita una penetración muy profunda para que la fecundación sea más lenta. El hombre puede darse un baño caliente antes del coito para dar ventaja a los espermatozoides X que toleran mejor el calor.

2- En la elección del sexo del bebé también influyen otros factores como la temperatura de los testículos y el pH del flujo vaginal de la mujer. Los espermatozoides Y son más sensibles al calor que los X, y si quieres dar ventaja a los femeninos para quedar embarazada de una niña, tu pareja no debe preocuparse por usar ropa ajustada ni por pasar demasiadas horas sentado, ya que un pequeño calentamiento del escroto podría beneficiarle, si lo que deseas es tener una niña.

3- El pH del flujo vaginal, un líquido que sirve de vehículo para que los espermatozoides viajen a través de la vagina en busca del óvulo para fecundarlo, también influye en la selección de espermatozoides para elegir el sexo del bebé y quedar embarazada de una chica, Los espermatozoides X tienen más posibilidades de sobrevivir que los Y en un flujo vaginal con un pH ácido o más ácido de lo normal.

Y, de la misma manera que hay trucos para tener un bebé del sexo femenino, también existen trucos para quedar embarazada de un niño o varón

La mujer mas pequeña del mundo espera su tercer hijo

Stacey Herald, una mujer estadounidense de apenas 70 centímetros de altura, ha quedado embarazada por tercera vez a pesar de que los médicos le han advertido que esta situación supone un riesgo tanto para su vida como para la de su nuevo hijo.

Según informa el diario The Sun, a pesar de las advertencias de los galenos, tanto ella como su esposo Will, quien mide 1.80 m., insisten en que sus hijos son un regalo de Dios. Stacey sufre de osteogénesis imperfecta, una mal que hace frágiles sus huesos y que le ha impedido desarrollar correctamente sus pulmones. Esto le ha impedido crecer y desarrollarse físicamente, obligándola a moverse en silla de ruedas.

LOS PROBLEMAS

Actualmente, ella no puede mantener a su hija menor, porque su vientre se interpone en el camino y tiene que confiar en su marido para hacer las labores de la casa. Stacey y Will se conocieron en el 2000 mientras trabajaban para un supermercado en su ciudad natal de Dry Ridge y estaban desesperados por tener una familia después de casarse en el 2004.

Los médicos le advirtieron a Stacey que un bebé creciendo dentro de su diminuto aplastaría sus órganos y la estrangularía de adentro hacia afuera.

“Los médicos me dijeron que me iba a morir. Ellos me rogaron no tener un bebé pero yo les contesté que estar viva era un milagro y que mis hijos también podrían sobrevivir”, declaro Stacey. Su primera hija, Kateri, nació en el 2006 – y sufre de la misma condición que Stacey, mientras que su segunda hija Makaya nació en el 2008. Ahora las dos niñas son más grandes que su mamá, Ahora ya ha llegado el tercer hijo de la familia.

La postura adecuada y la más recomendada para dormir en el embarazo

Cada día que pasa tu pancita se va poniendo más grande y comienzan las incomodidades para dormir para la mayoría de las embarazadas, uno de esos problemas es el sueño: nos despertamos continuamente durante la noche, nos dan ganas de hacer pipi a todas horas, en fin… No estamos cómodas.

Llega ese momento en el embarazo que debido a que nuestra pancita está tan grande, no encontramos una postura adecuada para dormir. Pero aquí te vamos a mencionar algunas de las mejores posturas para que puedas dormir más cómoda en la bella etapa del embarazo.

#1 De lado (preferiblemente el izquierdo)
Coloca una almohada entre las piernas, así evitas que el peso de una pierna caiga sobre la otra. Dormir de esa forma te ayudará a mantener la espalda recta y a no forzar la curvatura lumbar.

Quizás sea un poco difícil para la mayoría, pues ya estamos acostumbradas a dormir de una manera especifica, sin embargo al preguntarte ¿Por qué sobre el lado izquierdo, y no el derecho o boca arriba?, tiene su explicación. Aquí te explicamos el por qué:

¿Por qué se recomienda dormir sobre el lado izquierdo en el embarazo?
Dormir sobre el lado izquierdo favorece la llegada de sangre a la placenta. Esto aporta mayor cantidad de oxígeno y nutrientes para tu bebé. También se recomienda dormir sobre el lado izquierdo debido a que la vena cava (la mayor vena del cuerpo por la que circula un importante caudal de sangre).

Cuando te acuesta sobre el lado izquierdo, evitas la presión del peso del cuerpo sobre esa vena, favoreciendo la irrigación de sangre hacia la placenta y aportando mayor cantidad de oxígeno y nutrientes al feto (el bebé).
Dormir sobre el lado izquierdo también mejora la circulación hacia el corazón, permite un mejor flujo sanguíneo hacia el feto, el útero y los riñones.

Cuando la futura mamá se acuesta boca arriba o sobre su lado derecho, el bebé comprime su vena cava inferior, que como dijimos antes se encarga de llevar sangre al corazón, disminuyendo el flujo de sangre y oxígeno a los órganos de la madre, así como al bebé.

Con el tronco elevado
A veces cuando te acuestas tienes sensación de ahogo, acidez, palpitaciones o cogestión nasal, es recomendable usar varios cojines para apoyar la espalda. Esta postura también reduce los mareos que surgen cuando se está mucho tiempo en una posición demasiado horizontal.

Con los pies elevados
Acostarse con una almohada bajo los gemelos alivia la hinchazón de los pies y de las piernas. También ayuda a prevenir los calambres, los pinchazos y la aparición de varices en las piernas.

Conciliar el sueño en las últimas semanas del embarazo puede volverse misión imposible, pero con la ayuda de almohadas para encontrar la mejor postura (yo dormía rodeada), puedes encontrar una mejor postura y descansar mucho mejor.

 

Nadar trae a los bebés más beneficios de los que crees

Un estudio a comprobado la gran cantidad de beneficios que tiene esta actividad para el bebé y entre las que cabe destacar, el importante desarrollo psicomotor; adquiriendo una mayor coordinación motriz, localización propioceptiva e integración kinestésica.

Además de facilitar movimientos y experiencias motrices que le conduzcan a un aumento del repertorio motor, asimismo, ayuda  al fortalecimiento del sistema cardiotorácico, aunque, no obstante es trascendental destacar la regulación del tono muscular, muy importante para la estática, el equilibrio y el movimiento y en último termino se obtiene una mejora de las relaciones afectivas entre los padres y el infante.

La natación para bebés es uno de los mejores métodos de estimulación temprana, ya que, en un ambiente de juego y placer, aporta beneficios importantes sobre el bebé debido a los componentes físicos (agua, movimiento, calor) que contiene esta actividad.

Los beneficios que trae a los bebés

1. Estimula el desarrollo psicomotor
Moverse dentro del agua es un ejercicio muy positivo para el desarrollo motor y muscular de los bebés. Esto se debe a que estimula su libertad de movimientos, reduce la presión en los músculos y articulaciones y agudiza sus reflejos motores primarios.

De igual manera, se ha demostrado que nadar incrementa el rendimiento muscular, la movilidad y la rapidez de los bebés. Además, facilita la coordinación de sus movimientos, mejora su capacidad de desplazamiento y fortalece sus músculos y huesos, que aún se encuentran en desarrollo y están muy débiles.

2. Fortalece su sistema cardiorrespiratorio
La natación es un excelente ejercicio para el sistema respiratorio. De hecho, aunque los bebés no naden con la misma intensidad que los adultos, los especialistas aseguran que los beneficios de este ejercicio son aún mayores ya que no solo estimulan el desarrollo de las funciones respiratorias sino que también contribuyen a ampliar la capacidad pulmonar.

Además, esa estimulación a nivel de sistema respiratorio aumenta la eficiencia del proceso de oxigenación a nivel celular, lo cual favorece la oxigenación en todo el organismo y en especial, en el aparato cardíaco.

3. Ayuda a que el bebé se relaje
El agua es una excelente terapia para relajar el cuerpo y la mente, un beneficio que también pueden aprovechar los bebés cuando aprenden a nadar. Esto se debe a que estar sumergido en el agua ayuda a distender los músculos, relaja la tensión de las articulaciones y aumenta la oxigenación al cerebro.

Como resultado, los bebés que nadan suelen tener un mejor estado de ánimo, se alimentan mejor, concilian el sueño con mayor facilidad y descansan más, en comparación con aquellos que apenas pasan tiempo en el agua.

4. Favorece su socialización
Para los bebés estar en el agua también es un excelente ejercicio de socialización. De hecho, les ayuda a sentirse más relajados y, por tanto, se muestran más abiertos con las personas.

Además, es un ejercicio estupendo para fortalecer la relación con sus padres y les ayuda a vencer el miedo ante los desconocidos. En este sentido, varios estudios han demostrado que los niños que aprenden a nadar siendo aún bebés suelen tener una mayor confianza para comunicarse con los demás y para desenvolverse en grupos.

5. Mejora el cociente intelectual
Se ha demostrado que la experiencia temprana en el agua estimula la capacidad de los bebés para percibir de manera más detallada su entorno, lo cual los convierte en mejores observadores y actúa como un estímulo adicional para sus sentidos.

Algunos estudios van un paso más allá y aseguran que la natación temprana también puede incidir en la capacidad intelectual de los bebés. De hecho, en la investigación “Proyecto Familia” realizada por del Ministerio del Estado para el Desarrollo de la Inteligencia, de Venezuela, se encontró que los niños que recibieron este tipo de estimulación a una edad temprana alcanzaron un promedio de 14 puntos más en las pruebas de inteligencia, en comparación con los bebés que no fueron estimulados.